• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Carme Elías: “No podía dejar de llorar mientras leía el guión”

La intérprete española estará una semana en Venezuela | Foto RAÚL ROMERO

La intérprete española estará una semana en Venezuela | Foto RAÚL ROMERO

La actriz, que ganó el Goya en 2009, interpreta a una mujer que regresa a Venezuela para pasar sus últimos días

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Se me sale el catalán a veces, perdona. Es por el jet lag”, dice Carme Elías, la actriz española que interpreta a Martina en La distancia más larga, película de Claudia Pinto que se estrena el viernes en el país.

Llegó el sábado y poco ha sido el tiempo para descansar. Apenas subió un rato el domingo al Ávila. Además, ayer estuvo hasta final de la tarde respondiendo preguntas en varias entrevistas.

Es delgada, como en la cinta, y sus ojos son grandes y brillosos, sin visos de agotamiento. Si no advierte que está cansada, ni se nota, pero pide disculpas por eso. Un gaje de su oficio, aunque tal vez una nimiedad cuando se compara con las condiciones climáticas de rodar en la Gran Sabana, donde una escena podía requerir más de 20 tomas por el tiempo.

“Era cambiante, a mí me desequilibraba un poco, pero luego me di cuenta de que me ayudaba a construir un personaje al que le pasa exactamente esto. Está muy bien y de repente pasa a la sombra. Como dice Claudia, el paisaje externo es un reflejo de lo interno, o viceversa”, señala Elías, que nació en Barcelona en 1951.

A la historia llegó por un atrevimiento de Pinto, quien le envió el guión de su primer largometraje de ficción. Desde entonces la intérprete asegura haber quedado prendada de Martina, una mujer sexagenaria que decide regresar de España para morir en el lugar donde ha sido más feliz durante su vida, el Roraima.

“Suelo leer los guiones en voz alta, como cuando hago teatro. Pero no podía dejar de llorar mientras leía el guión de La distancia más larga. Me conmovió tanto que dije que tenía que hacer ese papel. A mí me pasó algo con ese texto”, expresa la actriz ganadora del Goya en 2009 por Camino, de Javier Fesser.

Es un personaje enfermo que toma la decisión de morir como mejor le parece. “En el camino nada es fácil. Entonces aparecen personajes que ella no esperaba. Se encuentra con viejos amigos que le ponen un espejo adelante. A partir de ahí ella vive su evolución. Yo la entendía muy bien”.

Para comprenderla, Elías se codeó con personas que padecieran alguna enfermedad terminal y con médicos. La idea era transmitir lo que se ve en pantalla, una mujer decidida que empieza a ser cuestionada, a la vez que físicamente se va desvaneciendo. “Conocí el caso de una persona que pudo sobrellevarla y al final salió bien. Fue un testimonio muy potente. Intelectualmente me ayudó mucho a construir la evolución, sin adelantarme”, recuerda.

La actriz no sabría qué decisión tomar si llegara a atravesar una situación similar, pero respeta a quienes consideran que tienen el derecho de decidir cómo y cuándo morir si padecen una enfermedad grave. “Es el cuerpo de uno el que está en juego, no el de los demás, que pueden acompañar pero no son uno. En general respeto y admiro a las personas que toman una decisión, cualquiera que sea. Pero ese no es el tema de la película, sino el proceso para llegar a ese momento de estar en paz con uno mismo. Eso debe ser maravilloso”.

Entre los próximos proyectos de Elías está retomar en Barcelona el monólogo Al Galop!, sobre Diana Vreeland, quien fue editora de Vogue.