• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Carlos Zerpabzueta fragmenta la realidad

Zerpabzueta confiesa que no le interesa el tiempo que pueda tardar en llevar la obra de lo digital a lo concreto | Foto: Manuel Sardá

Zerpabzueta confiesa que no le interesa el tiempo que pueda tardar en llevar la obra de lo digital a lo concreto | Foto: Manuel Sardá

El artista expone El otro lado de las cosas en la galería Gsiete del Centro de Arte Los Galpones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con acuciosidad, como si fuese una más de sus investigaciones, Carlos Zerpabzueta dispuso el montaje de su más reciente exposición en la galería Gsiete del Centro de Arte Los Galpones: El otro lado de las cosas.

Varias obras forman el cuadrado que constituye el centro de la muestra y en la periferia, en un costado, se encuentra un mesón con los catálogos de muestras anteriores para que los visitantes puedan conocer su trayectoria. Además, presenta una visión de sus próximos proyectos —aún por resolver— a través de maquetas que exhibe en el mismo lugar.

En total son 18 piezas las que exhibe. Algunas parten de imágenes reales o de titulares de la prensa, otras de textos como Don Quijote de la Mancha, así como también de personajes como La Mona Lisa de Da Vinci o  el ex presidente de Estados Unidos John F. Kennedy. Toda esta información la procesa en programas de computación, algunas hasta el punto de no ser reconocibles.

“La idea es que cada quien le dé su versión, el otro lado de las cosas. Creo que en la exposición tienen mucho de qué inspirarse. Pueden partir de algo más figurativo como una obra que hice con una silueta femenina o algo más abstracto, como puntos o manchas, que se expanden como un rumor y que pueden seguir al infinito”, expresa el artista con formación en Arquitectura  y discípulo de Jesús Soto.

Zerpabzueta confiesa que no le interesa el tiempo que pueda tardar en llevar la obra de lo digital a lo concreto, a lo real, pues para él es divertido hacerlo. Mientras trabaja, escucha música u observa un documental o un programa científico que en más de una ocasión le ha servido de inspiración. “Lo más agradable es cuando pones la última pieza”, dice.

El artista casi nunca solicita la ayuda de un asistente para crear sus obras. Asegura que le gusta palpar con sus manos las láminas de plástico delgadas y transparentes que usa para construir la suerte de contenedores en la que está vertida su obra.

“Creo la obra dos veces. Me gusta ver cómo va a quedar y por eso utilizo la computadora. Después es que viene la pregunta: ¿cómo hago para construirla, para hacer la caja en la que estará expuesta?”, señala.

En la exposición llama la atención una pieza que está impresa en un papel backlight que mide 6 metros de ancho por 1,50 metros de alto. Es una investigación que hizo Zerpabzueta al reconstruir el texto de El Quijote. “Quería ver qué pasaba cuando la obra no era tridimensional. Mi intención era que no hubiera ni una zona igual, que la gente pudiera tomarle foto a cada pedazo y le fuera imposible encontrar dos iguales. Así que hice combinaciones con las letras, tomé cuatro párrafos diferentes y a cada uno le asigné un color, los intercalé y allí está exhibido el resultado. A pesar de que está impresa en un plano, la combinación, la superposición y la sombra de cada letra hace que la gente se pierda en ella, que la perciba tridimensional e infinita”, indica.


El otro lado de las cosas

Galería Gsiete. Centro de arte Los Galpones, Los Chorros

Horario: martes a sábado, de 11:00 am a 7:00 pm; domingo, de 11:00 am a 4:00 pm

Entrada libre