• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Carlos Pérez: “Soy escritor, no un operador político”

Carlos Pérez es el autor de Entre tu amor y mi amor | Foto William Dumont

Carlos Pérez es el autor de Entre tu amor y mi amor | Foto William Dumont

El próximo dramático de Venevisión se mantendrá dentro de los parámetros de la telenovela rosa. Será protagonizado por Rosmeri Marval y Daniel Elbittar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la casa de Carlos Pérez hay un morrocoy que suele entrar en su oficina. El escritor no ha podido determinar si lo hace porque quiere ver el cuadro de los Beatles que cuelga en la pared, para tocar el piano de su hijo o simplemente porque lo considera el lugar indicado para “dejar una gracia”.

La mascota da pasos lentos pero seguros, como los proyectos del escritor. Desde 2013 prepara el que será el próximo dramático de Venevisión: Entre tu amor y mi amor, que piensa terminar en octubre.

El tema que popularizó Felipe Pirela inspiró a Pérez para darle nombre a su nuevo trabajo. Dice que la telenovela es prima del bolero, por eso bautiza sus obras con títulos de canciones, por ejemplo: Hay amores que matan, Caramelo'e chocolate y De todas maneras Rosa. Esta última la recuerda como controversial, porque al presidente Nicolás Maduro le parecía inadecuado el personaje de Norkys Batista. “Se ha echado al pico a más de nueve. ¡Hasta a su madre la mató! Y es la héroe (sic)”, dijo el mandatario en enero del año pasado.

Sin ganas de incomodar a nadie, el autor vuelve con una historia rosa. El canal ya anunció que los protagonistas serán Rosmeri Marval y Daniel Elbittar.

—La novela se llamaba En el mar la vida es más sabrosa. ¿Por qué le cambió el nombre?
—Con ese título tenía que hacer una novela en el mar. Debía ajustarme a las posibilidades de producción. Es incongruente vender una novela que se llame así pero que se grabe solo en estudios.

—¿Es totalmente rosa?
—Sí, lo digo sin pudor. Ahonda en el show del sentimiento, como decía Cabrujas. Hay escritores que quieren romper un tesoro solo porque quieren ser originales, a mí no me va eso. Yo soy un trabajador, hago lo que le gusta a la gente, lo que se vende. Acá no hay planteamientos sociales ni políticos.

—¿Por solicitud del canal?
—Más bien por curarme en salud. Ya yo tuve un problema bastante espinoso con el presidente por la villana de De todas maneras Rosa. Yo no voy a pelearme por esas cosas. Soy escritor, no un operador político de nadie. Voto en secreto. El resto no le incumbe a la gente. Respeto a los compañeros, amigos y compadres que manifiestan su posición a través de las novelas. Pero eso corresponde a las carreras políticas.

—En 2013 se anunció la preproducción de Mala junta de Leonardo Padrón y de Amores mágicos de Mónica Montañés. Sin embargo, Venevisión escogió su proyecto.
—Tanto Mónica como Leonardo son amigos míos. No está bien decir nada al respecto. Eso es una decisión del canal.

—¿De qué manera influyó ese altercado con el presidente en el perfil de la nueva novela?¿Acá los villanos no matan?
—Una novela sin villanos no existe. Uno no se puede amarrar las manos hasta el punto de no escribir lo que quiere. Yo estuve en Por estas calles, una producción estrictamente política. El diario Libération de Francia decía que fue ‘la telenovela que tumbó a un presidente’. Y sí lo hizo, pero después no la compró nadie. ¿Para qué haces un dramático? Para ganar dinero, rating, para que te renueven el contrato, te suban el sueldo y para que se venda afuera.

—¿En este momento hay cabida en televisión para una segunda parte de Por estas calles?
Por estas calles fue una operación política avalada por los dueños del medio que la transmitió. ¿Quién va a hacer una novela como esa a sabiendas de que no la va a vender afuera? Lo que jamás haría es una novela panfletaria.

—¿Los buenos son buenos y los malos son malos?
—Hasta eso puede ser visto con el ojo de la política. ¿Quién gana siempre en una telenovela? La muchacha pobre. ¿Quiénes son los malos? Los ricos. Las telenovelas son profundamente moralistas y aleccionadoras. No robes, no mientas, no le quites el novio a aquella. Aunque los buenos se vean tentados en determinadas situaciones, siempre serán los buenos.

—¿Se siente complacido con el elenco de Entre tu amor y mi amor?
—Me gusta mucho Rosmery, es una niña fresca y linda, que está ávida de éxito. Dará lo mejor de sí, porque no tiene el divismo de otras que se creen estrellas y por eso llegan tarde a las grabaciones, por ejemplo. Asimismo, Daniel es una figura de proyección internacional, que se deja llevar para que el resultado en pantalla sea el mejor.