• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Carlos Medina va del volumen a lo étereo

El artista busca crear una geometría más contemporánea | FOTO HENRY DELGADO

El artista busca crear una geometría más contemporánea | FOTO HENRY DELGADO

Tres salas contienen obras de los años ochenta y noventa, así como la producción reciente del creador, para dar cuenta de su evolución

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para hacer un recuento de los últimos 25 años de carrera artística de Carlos Medina se necesitan, por lo menos, 3 pisos de una galería. De entrada, sus esculturas se deben fundamentalmente al espacio que ocupan. Se trate de la monumentalidad de un par de lágrimas de madera de más de 3 metros de altura o de los Fragmentos de lluvia, las instalaciones de pequeñas gotas plateadas elaboradas en aluminio y nailon, el suyo es un trabajo determinado no tanto por su materialidad como por su capacidad para enriquecer el lugar donde se exhibe.

Esa es la conclusión a la que se llega después de recorrer la muestra De lo material a lo esencial, que traza un recorrido por la obra del creador barquisimetano desde los años ochenta hasta la actualidad, en la galería de arte Ascaso. La antología comienza con una serie de piezas de gran formato elaboradas en hierro y madera, en las que el volumen es el protagonista. Para ese entonces, Medina concebía la escultura como sinónimo de masa, peso y corporalidad. “No es de extrañar que así fuera, pues venía de trabajar con el mármol”, explica.

En contraposición con las obras de las décadas de los ochenta y noventa que se exhiben en la primera parte de la muestra, la segunda sala es un canto a la levedad, a lo etéreo. Allí están expuestas las instalaciones Fragmentos de lluvia y Neutrinos, fechadas en 2012 y 2013, respectivamente, en las que las formas delicadas elaboradas en metal y acrílico penden del techo, sujetas por hilos invisibles. “Son conceptualizaciones minimalistas reguladas en el espacio a partir de ideas desarrolladas in situ, pero previstas en los muchos dibujos realizados desde mediados de los años setenta”, señala la curadora Bélgica Rodríguez en el catálogo.

La búsqueda de una geometría más contemporánea a la aprendida en las escuelas de arte, en las que el constructivismo marcaba la pauta, ha sido el norte de Medina a lo largo de estos años. En la serie Papeles, suite Caracas, se reencuentra con el plano. Su tributo a Malevich consiste en despojar de su corporalidad al acero y el bronce, dos materiales que conoce muy bien, para realizar dibujos en el espacio.

Otra de las constantes en la obra del artista ha sido la desnudez del material. “No uso lacas porque no soy pintor. Me interesa resaltar las cualidades de la madera, el metal, el mármol y el acrílico, mostrarlos como realmente son”, asegura.

Rodríguez resalta el dominio técnico de Medina a la hora de abordar cada pieza, así como su solidez conceptual como artista. “La curiosidad investigativa y necesidad reflexiva le han conducido a crear técnicas fuera de lo convencional y a dominar materiales también no convencionales; así ha hecho un trabajo escultórico que sigue los códigos formalistas, pero también otro, ubicado en lo volumétrico, lo planimétrico y lo espacial. En consecuencia su taller puede ser una herrería, una carpintería, un laboratorio láser o una suerte de refinería”, escribe la curadora en el catálogo.


De lo material a lo esencial

Galería de Arte Ascaso, avenida Orinoco, entre calles Mucuchíes y Monterrey,

Las Mercedes

Horario: lunes a viernes, de 8:00 am a 1:00 pm y de 2:00 pm a 6:00 pm; y sábado y domingo, de 11:00 am a 3:00 pm

Entrada libre