• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Carlos Azpúrua: “Salas comerciales deben abrirse a películas de otras latitudes”

Azpúrua apoya la reforma de la Ley de Cinematografía Nacional | Foto William Dumont

Azpúrua apoya la reforma de la Ley de Cinematografía Nacional | Foto William Dumont

El cineasta considera que el posible cambio del CNAC al Ministerio de Comunicaciones e Información debería ser consultado en el gremio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Carlos Azpúrua es un defensor del carácter plural del gremio cinematográfico. En sus días de diputado fue promotor de la Ley de Cinematografía Nacional que se aprobó en el Congreso en 1992.

Recientemente se ha planteado una segunda reforma del instrumento legal, que se discutió en agosto, durante el Foro de Cine Venezolano que de realizó en Caracas. Algunos realizadores temen una transferencia del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía al Ministerio de Comunicación e Información, algo que Azpúrua no cree posible. “Lo fundamental es que la ley no cambie su funcionamiento democrático”, dice.

—¿Cuáles fueron los logros del Foro de Cine Venezolano?
—Este foro era una añoranza. Allí se discutieron propuestas para el Plan de Cine Nacional, que debe ser consultado en el gremio. Se presentaron una serie de objetivos, como la reforma de la ley de cine, que tiene que ser evaluada. Por ejemplo, deben estudiarse las alícuotas del Fondo de Promoción y Financiamiento del Cine.

—¿Qué otros puntos tocaría esa reforma?
—Se debe incentivar la creación de un Fondo Regional Audiovisual, que abarque las redes de todo el país. En este punto es importante reconocer la gerencia de Juan Carlos Lossada (presidente del CNAC). Lo importante es que no se cambie la estructura democrática y plural de la ley.

—¿El CNAC podría perder autonomía si queda adscrito al Minci?
—Cualquier decisión tiene que ser considerada en discusión abierta. Hay diversas visiones. Lo concreto es que el CNAC no ha pasado al Minci. 

—¿Usted estaría de acuerdo con este cambio ?
—Hay compañeros que consideran que podría ser conveniente, para conseguir créditos adicionales y otras razones de funcionamiento. Ese miedo que hay es una visión politizada y llena de prejuicios. Lo que debe hacer el Estado es abrir la discusión. He hablado con la ministra Delcy Rodríguez y está abierta a la reflexión. La decisión tiene que darse dentro de los gremios. Que en esa modificación no se lesione la estructura de la ley, porque lo que sí es cierto es que el cine está viviendo uno de sus mejores momentos, en el que no se ha perjudicado el pensamiento de nadie.

—El miedo que tienen algunos cineastas es que la plataforma de cine se convierta en un instrumento de propaganda.
—Eso es relativo, porque eso sucedería si fuese tocada la estructura del CNAC y la forma cómo está constituido, que decide a través de sus comisiones. Lo que se desprendió del foro es que vamos a una nueva reforma que simplemente busca avanzar en las áreas que están debilitadas.

—¿Como la diversificación de las salas?
—Debe haber una democratización de las pantallas. Somos vanguardia en América Latina al abrir diez salas en Caracas para el Festival Internacional de Cine. Proponemos de manera radical que se abra una sala en cada centro comercial para presentar cintas de otras latitudes. No puede ser que estemos consumiendo 95% de cine estadounidense. Y no se trata de eliminar las películas de Hollywood de la cartelera, sino que se abran a otro tipo de producciones.