• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Café Tacvba volvió al país y tocó en Plaza Venezuela

Foto Leonardo Guzmán

Foto Leonardo Guzmán

Las bandas nacionales que actuaron en el Concierto por la paz y la vida recordaron a Hugo Chávez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

PDVSA-La Estancia, entidad organizadora del gratuito Concierto por la paz y la vida, que se realizó anoche en la Zona Rental de Plaza Venezuela, evitó colar el proselitismo en su convocatoria y en su desarrollo. No había mensajes políticos en sus vallas. Tampoco los transmitieron los animadores Layla Succar y Roberto Messuti ni la voz que anunció a cada banda que pasaba por el escenario. De eso, de afincarse en las parcialidades, se encargaron las agrupaciones nacionales, que calentaron los ánimos antes de la llegada del plato fuerte.

"¡Chávez vive! ¡La patria sigue, carajo!", gritó José Gabriel Álvarez, enérgico vocalista de El Pacto, a las 6:15 pm, justo antes de que comenzara la agitación del ska. "Hoy acompañamos a una banda mexicana. Así que ¡viva Zapata!", dijo antes de una canción dedicada al actor y humorista Tin Tan. "¡Qué viva la revolución! ¡Que nadie se equivoque!", dijo también el líder de la agrupación larense después de cantar un tema acompañado por el invitado Paul Gillman.

Dame Pa' Matala aportó su fusión y sus letras incisivas. Tocó temas como "Piel sin silicón" y "Fucking reggaeton", en el que jugaban con el público a decir nombres de Don Omar, Daddy Yankee y otros, y la multitud les respondía: ¡Pa' fuera! "Café Tacvba, bienvenidos a Venezuela. Somos los hijos de Chávez", dijeron, y más tarde dejaron sonar el audio de uno de los agresivos discursos del presidente fallecido.

Café Tacvba, cuya visita más reciente al país ocurrió en marzo de 2009 para un fugaz y poco reseñado show realizado en Valencia, subió a la tarima cerca de las 9:00 pm. Un árbol desnudo y blanco se ubicó en medio del escenario. La pantalla de fondo, que había proyectado imágenes hasta el momento, fue apagada. La avenida estaba repleta cuando sonó "Pájaros", la canción que abre su trabajo más reciente, El objeto antes llamado disco (2012).

El concepto de la banda mexicana en esta época tiende hacia lo electrónico. Por ejemplo, la batería no es acústica: permite alterar el sonido de sus piezas de acuerdo con la canción que se esté tocando. Ese elemento evolucionó entre "El aparato" y "El baile y el salón".

"¡Qué alegría regresar a Venezuela! ¡Qué chingón! –expresó el vocalista Rubén Albarrán– Gracias por traernos, muchachos. Queremos que esta noche hagan mucho desmadre, que bailen, que gocen. Muy agradecidos de participar en su proceso como colectivo, como país, como le quieran llamar".

Tocaron "Cómo te extraño", "Las flores" y "La ingrata", todas correspondientes a los inicios. Incluyeron temas como "De este lado del camino", "Sopilotes" –desde la cual Albarrán comenzó a usar su traje de ave–, así como "Olita de altamar", "Volver a comenzar" y "Déjate caer", en la que hicieron coreografía. Después de interpretar su hit "Chilanga banda", cerraron con "Volcán". Pero, pasadas las 10:00 pm, el público quería más y ellos también. Así que regalaron "Eres", "Aprovéchate", "La chica banda", "El puñal" y "Esa noche".