• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El CCCT vibró a ritmo de merengue y pop

La puertorriqueña estimuló al público a bailar, mientras que la española demostró la potencia de su voz

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un cielo nublado recibió a Olga Tañón anoche en el CCCT. La puertorriqueña, de tanto estar en el país, ya puede asumir el papel de anfitriona. Así lo hizo, a fuerza de merengues y baladas, como si estuviera presentándole al público venezolano a su colega Natalia Jiménez, vocalista de La Quinta Estación, que desde 2011 hace carrera como solista.

Tañón dijo que amaneció afónica y que providencialmente recuperó su voz en el transcurso del día. Vocalmente, no estaba en su nivel habitual. Anímicamente, era la Olga de siempre. Gracias a esa facultad, y a la corista principal que le hacía sombra constantemente, logró llevar adelante un show en condiciones adversas.

Hits como “Muchacho malo”, “Cómo olvidar”, “Sola”, “Cuando tú no estás” y “Bandolero” prendieron la fiesta. La cantante, como es costumbre, entraba y salía de la coreografía, bromeaba, gesticulaba con picardía y dramatizaba el contenido de las canciones. Pasó por baladas como “Mi eterno amor secreto” e interpretó el tema “Qué bonita eres, Venezuela”.

“Estamos dándole la bienvenida a esa española maravillosa”, dijo la boricua. “Yo le expliqué: ‘tienes que agarrarle el swing a Venezuela. Yo te voy a instruir. Esto por aquí es la caraota –se señalaba un costado del cuerpo– y esto es la reina pepeada”, y se señalaba otro.

A las 10:00 pm, después de hora y media, bajó del escenario. Pasaron 30 minutos para que todo estuviera listo. Jiménez salió con un nuevo look. El cabello negro y largo fue sustituido por uno rojizo y corto. Lució un vestido tejido, que dejaba ver sus piernas.

La cantante dejó constancia de sus capacidades vocales. Puede alcanzar notas exigentes y hacer complicadas escalas sin mayor esfuerzo. Sonriente y complacida, como una niña que está destapando regalos, agradecía las ovaciones que seguían a canciones como el pop rock “Que te quería” y la balada “Por ser tu mujer”.

“Estoy muy contenta de que hayáis venido todos. Me siento completa. Soy una persona muy normal y a veces estoy pensando que nadie va a venir a mi concierto, ¡y esto está lleno!”, expresó. Cantó hits como “Tu peor error”, “La frase tonta de la semana” y “Rompe el mar”, un tema aflamencado que le dedicó a su club de fans en el país.