• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El arte se conserva bien en frascos de mermelada

Wenemoser parte de la idea de un picnic que además de comida incluye obras | FOTO HENRY DELGADO

Wenemoser parte de la idea de un picnic que además de comida incluye obras | FOTO HENRY DELGADO

El artista modificó el espacio de Oficina #1 con textiles, fotografías, cambios de iluminación y paredes falsas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Alfred Wenemoser hizo sus primeras obras conceptuales en los años setenta, las cuales ha presentado en numerosas exposiciones colectivas. Sin embargo, al artista de origen austriaco le sobran los dedos de una mano para contar la cantidad de individuales que ha realizado. El domingo saltará al ruedo en solitario, por cuarta vez en cuatro décadas, con la muestra Caja feliz.

El título de la exposición viene de la obra homónima que presentará en Oficina #1. Una pieza inclasificable integrada por frascos de mermelada que sirven de soporte al registro fotográfico de creaciones que le obsequiaron artistas como Antonieta Sosa, Héctor Fuenmayor, Daniel Medina, Eugenio Espinoza y Gabriel Morera. “Tenía el proyecto de hacer un picnic en la plaza Bolívar para compartir con amigos, vender u ofrecer una caja con comestibles y objetos de arte. En esa ocasión me comentaba Gerardo Zavarce que, debajo de la estatua de Bolívar, hay una caja de hierro colocada por Antonio Guzmán Blanco con imágenes, periódicos, decretos y otros documentos”.

La propuesta de Wenemoser consiste en doce cajas que contienen un frasco de mermelada en el que conserva fotos encapsuladas. La idea es que los espectadores las tomen; luego, las obras que contienen serán producidas en un formato mayor. 

Al otro extremo de la sala hay una obra elaborada con 600 metros de tela que imita a los burladeros, los espacios en los que se esconden los toreros para protegerse durante la fiesta brava. “Es una obra sensorial”.

El artista modificó el espacio de la galería. Levantó una pared con tablas y fotografías que divide la sala en dos. También retiró las lámparas del techo y las colocó dentro de una jardinera. “En todos mis trabajos elimino la luz. No tengo iluminación artificial de la sala, sino hago que esta forme parte de la propuesta”.

Botones, telas y emblemas son una constante en su trabajo. Destaca "Ixi", un símbolo que usa para marcar sus obras desde 1994. Aparece en una fotografía que muestra a los jinetes del hipódromo de La Rinconada posando para él en el Museo Alejandro Otero. La pieza también forma parte de la exhibición, junto con la serie Armas simuladas.

Caja feliz

Obras de Alfred Wenemoser

Inauguración: domingo, 11:00 am

Oficina #1, Centro de Arte Los Galpones, avenida Ávila con octava transversal, Los Chorros

Horario: martes a sábado de 2:00 pm a 6:00 pm. Domingos de 11:00 am a 3:00 pm

Entrada libre