• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Lo singular en el arte es la apuesta de la Universidad Simón Bolívar

FOTO LEONARDO NOGUERA/CORTESÍA CAF

FOTO LEONARDO NOGUERA/CORTESÍA CAF

La casa de estudios muestra parte de su colección en la exposición Obras selectas, que abarca a creadores de renombre como Armando Reverón, Manuel Cabré, Alejandro Otero, Jesús Soto y Carlos Cruz-Diez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El hombre del futuro tiene que conocer el arte de su tiempo, dijo en una ocasión Ernesto Mayz Vallenilla, el filósofo y rector fundador de la Universidad Simón Bolívar. Por esto, la casa de estudios asumió la necesidad de crear su propia colección de piezas coloniales, cerámica y obras modernas y contemporáneas. Gracias a las donaciones construyó un acervo de más de 800 trabajos, 28 de estos podrán ser apreciados en la galería CAF.

La muestra se titula Obras selectas y la integran creaciones de Armando Reverón, Cándido Millán, Luisa Richter, Jesús Soto, Carlos Cruz-Diez y Alejandro Otero, entre otros. La apuesta de la curadora Mariela Provenzali, y de Gloria Urdaneta y Lilian Reyna, quienes tienen a cargo la colección de la USB, es develar la singularidad de nombres muy conocidos dentro del arte moderno y contemporáneo.

Es así como seleccionaron un lienzo de la serie Piedras fértiles, una de las menos divulgadas del maestro Oswaldo Vigas, y la contrapusieron con una pintura en acrílico de Luisa Richter de estilo curiosamente figurativo (la creadora suele mezclar el lirismo con la abstracción).

Buena parte de las piezas exhibidas corresponden a la donación de la fundación Blanca Álvarez, coleccionista, ex promotora cultural y una de las primeras directoras de la Biblioteca Nacional, quien cedió sus obras a la universidad. El conjunto exhibido delata un profundo interés por los lenguajes ópticos, cinéticos y constructivistas. En la sala destaca Boceto de una cafetera, de Alejandro Otero, fechado en 1946, que representa una suerte de partida de nacimiento del movimiento abstracto en el país. Hay una fisicromía elaborada en madera, cartón y plástico por Carlos Cruz-Diez en 1964, exhibida junto a una vibración del desaparecido Jesús Soto, realizada ese mismo año.

Formas virtuales por desplazamiento del espectador, del argentino Julio Le Parc, es una especie de caja luminosa en la que se alternan varias serigrafías para crear una obra a la medida de quien la observa. Es de 1966. El trabajo dialoga con Imágenes transformables D8, del recientemente fallecido Omar Carreño.

Una litografía de la serie Tamarind de Gego se exhibe junto a un acrílico de Víctor Magariños y una escultura en acero de Francisco Sobrino.

En la selección destacan piezas figurativas como Juanita, de Armando Reverón, que muestra a su compañera de vida vestida de blanco en 1943, y el Paisaje de Martigues de Manuel Cabré, elaborado en carboncillo sobre papel en 1926. También se incluyeron obras hechas en arcilla como El paredón, de Cándido Millán; una escultura sin título de Colette Delozanne, dos piezas utilitarias del mexicano Jorge Wilmot, otra de María Luisa Tovar de Zuloaga, de Reina Herrera y de Seka. “La intención de la muestra es que la gente descubra el patrimonio artístico que tiene la USB, una colección cuyo destino es ser divulgada”, asegura Provenzali. Para Urdaneta, la exposición es una oportunidad para dar a conocer obras de artistas latinoamericanos desde una perspectiva singular y un tanto desconocida. Pudieron llenar las salas con las obras más emblemáticas de los autores que participan, pero prefirieron apostar por lo único, por la rareza.


Obras selectas

Inauguración: hoy, 7:00 pm

Torre CAF, galería CAF, avenida Luis Roche, Altamira

Horario: lunes a viernes, de 10:00 am a 5:00 pm; y domingo, de 11:00 am a 3:00 pm

Entrada libre