• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

C4 Trío celebró entre amigos su décimo aniversario

La agrupación integrada por Héctor Molina, Edward Ramírez, Jorge Glem y Gustavo Márquez cumplió 10 años | FOTO: WILLIAMS MARRERO

La agrupación integrada por Héctor Molina, Edward Ramírez, Jorge Glem y Gustavo Márquez cumplió 10 años | FOTO: WILLIAMS MARRERO

   El bajista Rodner Padilla viajó a Venezuela para compartir con los miembros del conjunto durante el concierto   

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El concierto de C4 Trío comenzó con una pita. El público la da al mensaje grabado en el que el gobierno bolivariano saluda y pide apagar los celulares. Sin embargo, los sentimientos transcurrieron rápido en la sala Ríos Reyna del Teresa Carreño y la molestia se convirtió en euforia cuando se escuchó “Zumbacumlaude”.

Fue la primera canción de un concierto de dos horas en el que se celebró el décimo aniversario de la agrupación integrada por Héctor Molina, Edward Ramírez, Jorge Glem y el bajista Gustavo Márquez.

Luego del segundo tema, “Billy”, se anunció un cambio en el guión: Cheo Hurtado no iba a estar en tarima por problemas con el vuelo que lo traía de Miami.

La idea era compartir con la mayoría de los músicos invitados del DVD que el conjunto grabó como parte de la celebración. Se sabía que tampoco estarían Oscar D’León y José Alejandro Delgado.

El espectáculo se dividió en dos partes. En la primera, totalmente instrumental, interpretaron piezas como “A mis hermanos”, con Aquiles Báez, y “Vals gitano”, con Jorge Torres. Al final del bloque hubo una sorpresa genuina. Cuando empezaron a hablar sobre el paso por la agrupación de Rodner Padilla, anterior bajista que se fue a Estados Unidos, el músico apareció en la sala. Con él tocaron “Periquera con seis por derecho”, en la que también estuvieron los maraqueros Manuel Rangel y Caryasenri Orozco. Fue la parte más efusiva de la mitad inicial por el contrapunteo de maracas. “No te dejes Manuel”, decían algunos de los asistentes cuando Orozco comenzó a hacer malabares con los instrumentos sin perder el ritmo.

La segunda parte, que comenzó con los cantos de sirena a San Juan de Betsayda Machado y Francisco Pacheco, se caracterizó en buena parte por la nostalgia por los noventa que se hizo efervescente cuando Servando Primera interpretó “Te regalo la luna” y “Ah ah o no”. A Rafael “el Pollo” Brito le gritaron desde el público que lo amaban mientras tocaba “Déjala bailar” y “Yo sin ti no valgo nada”. Padilla y Márquez se alternaron como bajista el resto de la noche. Los detalles del sonido fueron escasos. Una excepción fue el saxofón solapado de Rafael Greco durante “Yari”.

También hubo espacio para la comedia. Jorge Glem estuvo todo el concierto sentado en una silla especial con pequeñas ruedas por su operación de la rodilla. Quien lo empujaba para cambiarlo de lugar simulaba dolores en la espalda por el tamaño del cuatrista.
Horacio Blanco gritó: “En Venezuela pronto tiembla” durante la interpretación de “Tiembla” y antes de “Allá cayó”. Guaco fue el último invitado para cantar “Ahora no” y “Sentimiento nacional” con Marcial Istúriz, quien además le hizo el quite a Oscar D’León en “Param pam pam” para cerrar la noche.