• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Bryan Cranston alcanzó el éxito tarde pero de forma indiscutible

Cranston afirma que Trumbo es una prueba de lo que no debe suceder jamás | Foto EFE

Cranston afirma que Trumbo es una prueba de lo que no debe suceder jamás | Foto EFE

La fama del actor en Hollywood, que ha ganado varias veces el Emmy, coincide con su búsqueda de personajes que confronten problemas sociales y políticos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Bryan Cranston vio venir el éxito cuando su personaje Walter White comenzó a vender metanfetamina para pagar su tratamiento contra el cáncer, en Breaking Bad, en 2008.

Aunque nunca reunió los 80 millones de dólares que hizo el capo de la droga ni tuvo que sintetizar cristales, el intérprete llegó a cobrar 1,8 millones de dólares por cada episodio de la última temporada y obtuvo el Emmy ese año como Mejor Actor en una Serie Dramática, premio que recibió en cuatro oportunidades.

La serie significó una nueva etapa para el actor de 60 años de edad, que solo había sido tomado en cuenta para papeles secundarios, hasta regenerar la figura del antihéroe en un modelo paternal y vanguardista en Breaking Bad.

Tuvo apariciones pequeñas en las series Seinfeld, The King of Queens y How I Met Your Mother. Pero fue Hal, el padre de Malcolm in the Middle, el que lo llevó a recibir su primera nominación a un Emmy en 2002.

La figura paterna de sus personajes más famosos la dibujó desde el imaginario, pues creció en un hogar roto. Su padre se alejó de la familia por 10 años y él, sus dos hermanos y su madre tuvieron que vivir con su abuela. Actualmente está casado con la actriz Robin Dearden, con quien tiene una hija llamada Taylor.

En 2014 ganó un Tony por ser el ex presidente de Estados Unidos Lyndon B. Jonson en All the Way, historia que también protagonizará en una serie dirigida por Steven Spielberg. Con el cineasta trabajó antes en Salvando al soldado Ryan (1998).

El proyecto llega cuando la política adquiere mayor importancia en su carrera. “El trabajo que se está haciendo en Hollywood ilustra el miedo que hay en la industria y en Estados Unidos a la discriminación”, afirmó. Prueba de esto es Trumbo, filme que le mereció su primera nominación al Oscar como Mejor Actor y que, afirma, arroja una luz sobre lo que no debe suceder jamás. El biopic se centra en el guionista Dalton Trumbo, cuya carrera terminó en 1940 tras ser acusado de comunista.

Cranston está en la cima de su carrera después de trabajar con directores como George Lucas y Steven Soderbergh. Ahora su búsqueda se centra en personajes que tengan un mensaje. Su cuarto Emmy en 2014 lo dedicó a todos los que piensan que quedarse en la mediocridad es buena idea porque es seguro. “No lo hagan, corran riesgos”, les dijo.

Trumbo
En cartelera
Cines Unidos y Cinex