• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Bruno Mars exhibió su talento en una vitrina de monarcas  

Bruno Mars invitó a los Red Hot Chili Peppers a participar en la fiesta del MetLife Stadium | Foto EFE

Bruno Mars invitó a los Red Hot Chili Peppers a participar en la fiesta del MetLife Stadium | Foto EFE

Pocos fueron indiferentes al show del artista, que invitó a Red Hot Chili Peppers. Algunos lo aclamaron, otros lo criticaron 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No existen suficientes monstruos del mainstream mundial como para cubrir esa codiciada franja de programación cada año. Quienes producen el espectáculo del intermedio del Super Bowl, que ha llegado a registrar cifras de rating mayores a la cita deportiva en sí, no tienen a la mano una lista en la que abunden los Michael Jackson, las Madonna, los Paul McCartney o decenas de bandas como los Rolling Stones. De hecho, son pocos los músicos que han nacido y crecido –en un sentido artístico– en el siglo XXI, en los tiempos del 2.0, las descargas digitales y la debacle de las disqueras, que pueden lucir semejantes coronas.

El domingo, cuando los Seahawks de Seattle aplastaron a los Broncos de Denver, esos preciosos minutos le correspondieron a Pete Gene Hernández, mejor conocido como Bruno Mars. A través de las redes sociales algunos manifestaron su desagrado. No consideraron que el hawaiano de 28 años de edad –artista más joven en actuar sobre ese escenario– tenía la suficiente estatura para cantar en un contexto en el que ya lo hicieron Bruce Springsteen, U2, Prince y, como ocurrió en 2013, Beyoncé.

Algunos confesaron que no lo conocían, pero ese alegato no tiene mucho sentido si se considera que Bruno Mars ha vendido cerca de 6 millones de álbumes en solo tres años de carrera. En la reciente entrega de los premios Grammy estuvo postulado en siete categorías y salió victorioso en el renglón de Mejor Performance Vocal Masculino por “Just The Way You Are”. Los organizadores simplemente lo señalaron, como el seleccionador de fútbol que escoge al jugador en mejor forma por encima del que tiene más trayectoria.

El músico, que interpretó sus hits “Locked Out of Heaven” y “Treasure”, invitó a los Red Hot Chili Peppers, una banda que produjo su último trabajo comercialmente exitoso en 2002. Anthony Kedis, Flea, el baterista Chad Smith y el guitarrista Josh Klinghoffer, que sustituyó al gran John Frusciante, salieron al frío MetLife Stadium de Nueva Jersey sin camisas, para preservar la tradición, y tocaron el clásico funk-rock “Give It Away”.

El show, que también incluyó los temas “Runaway Baby” y “Just The Way You Are”, mostró un asombroso uso de la tecnología. Iluminación, escenografía, fuegos artificiales, todo se integró al espectáculo de la banda de Bruno Mars, con un sonido a medio camino entre el soul y el pop, con chispazos de The Police y otras especies. También hubo un gran despliegue publicitario. Personajes como John Travolta, Kevin Costner, Michael Douglas e incluso Paul McCartney disfrutaron de la fiesta desde los palcos preferenciales.