• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Broadway apaga sus luces en señal de duelo por Robin Williams

Robin Williams tenía 63 años | Foto AP / Archivo

Robin Williams tenía 63 años | Foto AP / Archivo

Las luces de los teatros de la hiperiluminada avenida se atenuaron exactamente a las 7:45 pm para recordar al actor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aunque su carrera estuvo más centrada en la televisión y el cine, el mundo del teatro también ha llorado la inesperada muerte del actor Robin Williams y este miércoles Broadway apagó sus luces durante un minuto en señal de duelo.

Las luces de los teatros de la hiperiluminada avenida se atenuaron exactamente a las 7:45 pm para recordar a Williams, fallecido el lunes en California a los 63 años en circunstancias que apuntan al suicidio.

Asimismo, el Imperial Theatre proyectó en la pantalla de su entrada una fotografía del entrañable actor.

"Robin Williams era un genio de la comedia con un talento ilimitado y una deslumbrante versatilidad que dejó este mundo demasiado pronto. Causó impacto en todo aquél que le conoció o a quien entretuvo", explicó la directora ejecutiva de la organización que entrega los Tony, la Broadway League, Charlotte St. Martin, en un comunicado.

"En pantalla o en un escenario en directo, su talento polifacético siempre ofreció actuaciones memorables. Se le echará mucho de menos y nuestros pensamientos están con su familia, sus amigos y sus admiradores", añadió.

El actor debutó en el teatro neoyorquino en 1988, con un montaje off-Broadway de "Esperando a Godot", en el que compartió escenario con Steve Martin y que fue dirigido por Mike Nichols, quien también le dirigió en el cine en "The Birdcage" (1996).

Williams tenía un Óscar, dos Emmy y cinco premios Grammy, pero para completar el cuarteto de los grandes premios del espectáculo le faltaba el Tony del teatro, algo que solo han conseguido actores como Rita Moreno, Audrey Hepburn, Helen Hayes y John Gielgud.

El protagonista de "Mrs. Doubtfire" estrenó un espectáculo de monólogos en 2002 titulado "Robin Williams: Live on Broadway" que representó durante un mes, entre junio y julio, pero su debut oficial en una obra convencional de Broadway fue en 2011 con "Bengal Tiger at the Baghdad Zoo", en la que se metió en la piel rayada de un tigre.

La producción recibió tres candidaturas al Tony, pero el actor, en un momento bajo de su carrera, no llegó a estar nominado.