• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Britney Spears se va del programa The X factor

Britney Spears/ AP

Britney Spears/ AP

La cantante dejará su puesto como juez del programa para dedicarse a su nuevo disco

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No es lo mismo ser despedido que renunciar. Así lo pensó Britney Spears, que optó por lo segundo: ante las constantes versiones de que el productor Simon Cowell quería correrla del programa de tv The X Factor, Spears decidió renunciar, aunque eso implica dejar de ganar los 15 millones de dólares que cobraba de sueldo.

“Puedo confirmar la noticia (de la renuncia)”, dijo una fuente cercana a Britney, consultada por Reuters. El portal TMZ también confirmó la renuncia de la cantante al programa de concurso de canto en el que trabajaba como parte del jurado. “Ella ama el programa de tv pero ahora se quiere enfocar en su música”, dijo un amigo a TMZ.

Efectivamente, Britney está en París grabando su octavo disco bajo la producción de Will.i.am y Hit-Boy.

Pero la repentina decisión de la cantante no es tan tersa como parece.

Las versiones de que sería corrida de The X Factor surgieron porque Simon Cowell y los productores estaban enfadados e inconformes con su desempeño en el show. “Fue contratada por 15 millones de dólares por ser jurado en la temporada dos del programa. Le pagaron todo ese dinero para que dijera sólo ‘asombroso’ y ofreciera algunos aplausos”, declaró una fuente del programa. Y la crítica constamente la mencionaba como la más aburrida del panel de jueces.

En noviembre la cantante había comentado a la prensa que estaría para la tercera temporada de la emisión. Ahora cambió de opinión. Aunque sin rencores, según el amigo de la cantante que habló a TMZ: “Britney ama a Simon, le gusta Demi Lovato (también parte del jurado), pero su prioridad es la música”.

El factor escándalo

The X factor, programa de concurso de canto creado por Simon Cowell, siempre ha estado en competencia por el rating con The Voice, show de formato similar.

Eso ha provocado constantes cambios tanto en jurado como en conductores.

Luego de la primera temporada, en la que el rating no les favoreció, Cowell decidió despedir al presentador Steve Jones y a los jueces Paula Abdul and Nicole Scherzinger. Y también salió L.A. Reid, quien era la pieza más brillante musicalmente en el panel de jueces.

En un intento por ganar rating ante The Voice, Cowell contrató a Britney Spears y le pago 15 millones de dólares para que estuviera como juez en la segunda temporada. La difefrencia fue notable porque mientra Reid era una eminencia musical, Britney sólo hacía comentarios emocionales y uno que otro berrinche, como cuando salió del foro al ver a un concursante que la parodiaba.

El resultado se reflejó en la audiencia: la segunda temporada perdió 3 millones de espectadores. La tercera temprada está planeada para abril de este año.