• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Brasil y Venezuela se juntaron por la música

El maestro Marcelo Lenhinger vino al país para dirigir la Orquesta Simón Bolívar | Cortesía Fundamusical Bolívar

El maestro Marcelo Lenhinger vino al país para dirigir la Orquesta Simón Bolívar | Cortesía Fundamusical Bolívar

La edición de 2013 contó con una orquesta binacional y con la presencia del director Marcelo Lenhinger y el solista Daniel Guedes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La sexta edición del Festival Villa-Lobos se celebró en Caracas del 15 al 17 de noviembre con tres conciertos que juntaron a músicos y maestros de Brasil y Venezuela.

El evento celebra a uno de los más grandes compositores del país vecino: el carioca Heitor Villa-Lobos (1887-1959), autor de cerca de mil obras en las que buscó sintetizar el espíritu y la naturaleza de Brasil, y entre las que se encuentran los célebres ciclos de las Bachianas Brasileiras y los Choros.

El primer concierto estuvo a cargo de la soprano Betzabeth Talavera y el pianista André Roig. La dupla interpretó piezas de Alberto Nepomuceno, Claudio Santoro, José Vieira Brandão y Villa-Lobos. En el segundo, el maestro brasileño Marcelo Lenhinger, director artístico y titular de la Orquesta Sinfónica de New West (Los Ángeles) y director asociado de la Orquesta Sinfónica de Boston, condujo a la Orquesta Simón Bolívar en un extraordinaria presentación que contó, además, con la participación del solista brasileño Daniel Guedes, que ejecutó el solo en el Concierto para violín y orquesta en Re menor, de Henrique Oswald.

El maestro Lenhinger habló de su visita y de la impresión que se llevó. “Es mi primera vez en Venezuela. Los muchachos de la Simón Bolívar son fantásticos, trabajan con mucha energía y pasión. Ha sido una experiencia maravillosa. Visité unos núcleos del sistema de orquestas y quedé completamente fascinado con lo que se hace aquí en cuanto a la educación musical”.

Para la sexta edición del festival se formó por primera vez una orquesta binacional que realizó el concierto de cierre del evento. Para ello, 51 músicos brasileños vinieron al país para ensamblarse con la Sinfónica Juvenil de Caracas. Integrantes de la Orquesta Jovem de Goiás, la Orquesta Neojiba de Salvador de Bahia, la Orquesta Jovem Vale Música de Belém y la Orquesta de Recife de Pernambuco vinieron con la doble ilusión de representar a su país y conocer a sus pares del sistema.

Tras la preparación, la orquesta binacional llenó de frescura y energía la sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño. Fue dirigida por el maestro Dietrich Paredes, quien al final de la presentación habló de los jóvenes brasileños y del trabajo que llevaron adelante. “Fue un concierto muy lindo, fue emocionante compartir con músicos suramericanos. Los brasileños son emotivos y se conectaron rápidamente con la orquesta. Son intérpretes de muy alto nivel, son muchachos con una gran sensibilidad artística y humana”.