• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Bradley Cooper se pone en la piel de un francotirador

Bradley Cooper / EFE

Bradley Cooper / EFE

La cinta de Clint Eastwood se centra en la vida de Chris Kyle, quien mató al menos a 150 insurgentes en Irak entre 1999 y 2009

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un privilegio es lo que ha sido para Bradley Cooper estar a las órdenes de Clint Eastwood en su última película, American Sniper, donde pone rostro al drama humano vivido tras la guerra de Irak por el francotirador más letal de la historia reciente de Estados Unidos.

Cooper presentó el filme en el que encarna a la leyenda Chris Kyle, quien entre 1999 y 2009 mató al menos a 150 insurgentes en Irak como miembro de la unidad de élite SEAL de la Marina estadounidense. “Chris Kyle dijo que si pudiera escoger a un director para que hiciera la película de su vida sería Clint Eastwood. Para mí es uno de los mejores directores de nuestros tiempos, y Clint admira mucho la historia de Kyle”, explicó el actor estadounidense.

La batalla más difícil que libró Kyle fue la vuelta a casa con su esposa Taya (Sienna Miller) y sus dos hijos pequeños, después de ser absorbido por la guerra y por el espíritu de la unidad especial SEAL de “no dejar a nadie atrás”.

En un comunicado, el mismo Eastwood subrayó que esta historia “enseña los estragos que hace la guerra en las personas, pero también la presión que pone en toda la familia. Es bueno recordar todo lo que invierten los que van a la guerra y reconocer los sacrificios que hacen”.

“La gente que no sabe nada sobre lo que Kyle sufrió ahora tendrá una oportunidad de entenderlo. Él dejó los SEAL para estar con su familia”, alegó Cooper. Aseguró que una vez que llegó a comprender los sentimientos tan complejos del marine, su interpretación se le hizo más difícil porque era “representar a un humano”.

Taya Kyle, visiblemente emocionada, afirmó que la interpretación de Cooper es tan realista que incluso le hizo pensar que su esposo, asesinado en 2013 supuestamente por un veterano al que intentaba ayudar, pudiese haber vuelto a la vida.

En este sentido, Cooper consideró que American Sniper es más un “retrato de un hombre” que se enfrenta a los sentimientos de culpabilidad por la muerte de sus compañeros, que afectan a su vida normal, que “una película política que quiera educar sobre Irak”.