• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Boston Rex habla de la justicia en formato acústico

Asegura que hoy en día sus referencias son Ariel Rot y Jorge Drexler

Asegura que hoy en día sus referencias son Ariel Rot y Jorge Drexler

En la primera producción en solitario del vocalista de Tomates Fritos participan José Ángel Regnault, Max Martínez y Laura Guevara

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No es de los que sonríe en las fotos. El lanzamiento de su primer disco amerita una pose seria. Pero cuando el tema es la música, Reynaldo Goitía –mejor conocido como Boston Rex– habla con desenvoltura y humor. Crímenes de guerra es el primer EP en solitario de quien ha sido vocalista de Tomates Fritos durante 20 años. En sus letras deja entrever un tono irónico que expone su desacuerdo con el sistema judicial del país, aunque en medio de una atmósfera acústica, pero también habla de amor. 

“El artista tiene la responsabilidad de ser siempre oposición, pero nunca debe ser partidista”, indica el también productor musical. Parte de esta premisa es el sentimiento de un disco comprometido, mas no sectario, cuyo título expresa una paradoja acerca de las mentiras. “La guerra es un crimen en sí misma”, dice. 

Las seis canciones del EP son un compendio del trabajo que el artista lleva haciendo desde 2012. Ese año, de gira con Gustavo Casas y Carlos Angola, empezó la presentación de varias canciones que no formaban parte del repertorio de Tomates Fritos y que tenían la esencia particular de Boston Rex.

Siempre supo que la música era lo suyo. Para escapar de clases, a los 13 años de edad, Goitía entró en la banda del colegio salesiano Pío XII, donde aprendió a tocar bajo, guitarra y piano. La única experiencia previa había sido el órgano que estaba en su casa y que sus seis hermanos se negaron a tocar. “En el colegio, cuando los curas no veían, tocábamos Sentimiento Muerto, The Cure y Van Halen”. Aunque en principio la referencia anglosajona era imprescindible, hoy en día escucha Ariel Rot, Jorge Drexler y Álvaro Henríquez. “La poesía por delante”. 

El disco, que estuvo listo en apenas cinco días y fue presentado en marzo en Medellín y Bogotá, es distinto al trabajo de la banda nacida en Puerto La Cruz. No hay guitarra eléctrica, que es el instrumento principal de Tomates Fritos. Afirma que no piensa dejar el grupo que comenzó junto con Kike Franco y José Ángel Regnault. Este último lo acompaña en Crímenes de guerra. También Max Martínez y Laura Guevara. 

La gira de este nuevo proyecto comienza el 28 de mayo y recorrerá Puerto La Cruz, Puerto Ordaz, San Cristóbal y Caracas.