• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Boris Izaguirre, habla el humilde muchacho

Boris Izaguirre / AFP

Boris Izaguirre / AFP

En A mi manera, publicado por Los Libros de El Nacional, la periodista Elizabeth Fuentes logra que el escritor y hombre de la televisión reflexione sobre sí mismo y su vida. Son páginas asombrosas y divertidas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Resulta que hacer este libro fue tan fácil como encontrarle una virtud al rostro de Isabel Preysler, la ex esposa de Julio Iglesias, madre de criaturas muy hermosas y una de las mujeres más bellas de España, una suerte de Margarita Zingg al otro lado del Atlántico. No podía ser de otra manera siendo su autora Elizabeth Fuentes, que se ufana de ir por el mundo cazando hombres que primero la aman mucho y que luego se quedan solos, divorciados y sin apartamento. Exagera, por supuesto, pero lo dice con razón porque es una mujer que tiene la habilidad de meterse a cualquiera en el bolsillo, entre besos y risas, y entre “mi amor” y “qué bonito estás”.

Pero tampoco podía ser difícil hacer este libro si la persona entrevistada –porque este libro, conviene decirlo, es de entrevistas– era Boris Izaguirre, un hombre que… Bueno, ¿quién no conoce a Boris Izaguirre? Es un personaje que parece haber salido del elenco de una exitosa obra de teatro, o de un camerino del Teresa Carreño antes del chavismo, o del sombrero de Almodóvar o de su admirado Antonio Gala. Es lo que se llama “un bonche”, pero un bonche inteligente, y la gente la pasa muy bien con él. Bomba, dicen en España.

Hace unos meses, en una cena en Madrid, el director de una casa editorial contó que una mañana iba manejando por la ciudad y de pronto se cruzó con Boris Izaguirre en un semáforo. Él iba en carro e Izaguirre a pie. Apenas lo vio, el venezolano se deshizo en abrazos y conversas y el tránsito se interrumpió. “Pero nadie reclamó nada y la gente hacía fotos y se reía –dijo–, porque todos aman a Boris y él hace lo que le da la gana”. Aquello sonaba a cuento chino, pero lo cierto es que el editor no mentía cuando decía que todos aman a Boris y que él hace lo que le da la gana.

Por esto, por la singularidad de sus protagonistas, es tan grato y divertido leer este libro que se llama A mi manera. Lo publica Los Libros de El Nacional y es el registro de un viaje que hizo Fuentes a Madrid y de las varias entrevistas que allá sostuvo con Izaguirre, quien habla con confianza sobre su vida en páginas llenas de provocación e ingenio.

“Elizabeth fue la primera persona que me entrevistó en la vida –cuenta Izaguirre–. Estaba a punto de cumplir 16 años y de convertirme en cronista de Feriado. 30 años después nos hemos vuelto a encontrar, en Madrid, que es mi ciudad escogida, donde me he casado, he engordado en todos los sentidos y órganos. Cintura, cabeza, corazón, cerebro y ego. Elizabeth decía que me encontraba muy aburguesado, cosa que me ilusionó porque es lo que he querido ser toda mi vida: un banquero muy burgués. Pero luego me aterrorizó cuando empezó a decirme que seguía siendo el mismo loco, estrafalario y desde luego carente de recursos económicos que había conocido antes. La verdad no sé muy bien quién soy, nunca me he tomado el tiempo de averiguarlo, pero espero que el libro consiga despejar algunas incógnitas o generar nuevas. Me encantaría que fuera lo segundo”.

Fuentes contesta: “Para mí fue un placer caminar a su lado en Madrid, descubrir sus recovecos, verlo humanizarse y entender que él es auténticamente así: un loco maravilloso. Allá lo adoran”.

En cierto momento del libro, Izaguirre dice que, cuando era un jovencito, quería tener el pelo como José Ignacio Cabrujas, hablar como Isaac Chocrón y tener el humor de Román Chalbaud. A mi manera de Elizabeth Fuentes es el guión de este protagonista que un día saltó de la butaca al escenario. Desde entonces la sala siempre está llena.

FICHA

Presentación de A mi manera. Conversaciones con Boris Izaguirre de Elizabeth Fuentes

Palabras de Margarita Zingg

Viernes, 7:30 pm

Edificio El Nacional, avenida Principal de Los Cortijos de Lourdes