• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Bill Cosby, en el ojo del huracán

Bill Cosby / El Mercurio/Chile/GDA

Bill Cosby / El Mercurio/Chile/GDA

La lista de presuntas víctimas supera ya la veintena, en casos que se remontan hasta 1965 y la mayoría repiten la misma historia: el amigable Cosby se las arregla para que atractivas jóvenes tomen un fuerte sedante y queden a merced de sus caprichos sexuales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Bill Cosby ha sido muchas cosas a lo largo de su vida, desde célebre comediante y defensor de la familia, hasta directivo universitario, un legado que desde hace más de un mes se está viendo emborronado por acusaciones que le describen como un insaciable abusador sexual.

El goteo de mujeres que dan un paso al frente y señalan a Cosby no parece terminar.

La última en hacerlo se llama Chloe Goins, que, en una entrevista publicada este lunes por el diario británico "Daily Mail", cuenta que el actor la drogó y se propasó con ella cuando estaba inconsciente en una fiesta en la mansión Playboy en 2008.

La lista de presuntas víctimas supera ya la veintena, en casos que se remontan hasta 1965 y la mayoría repiten la misma historia: el amigable Cosby se las arregla para que atractivas jóvenes tomen un fuerte sedante y queden a merced de sus caprichos sexuales.

Sus relatos hablan de un violador, que forzó a mujeres a que le masturbaran y le practicaran felaciones, al que le gustaba frotar su genitales sobre ellas e incluso chuparles los dedos de los pies.

Los testimonios han corrido como la pólvora por internet y la reputación de Cosby, de 77 años, ha quedado por los suelos.

Cosby fue durante las décadas de los 60, 70 y 80 el referente de la comedia televisiva en EEUU y su programa más conocido, "The Cosby Show", sentó un precedente en la pequeña pantalla.

La serie estuvo en producción entre 1984 y 1992 y, en su mejor momento, contaba con más de 70 millones de espectadores.

El actor ha dado discursos en universidades y se ha mostrado siempre un firme defensor de los valores de la familia, algo que trataba de transmitir con sus trabajos.

Su esposa, Camille, con la que se casó en 1964, ha salido en su defensa y el lunes se quejó amargamente del trato que está recibiendo.

"El hombre que conocí, del que me enamoré, y de quien continúo enamorada, es el hombre que todos ustedes conocen a través de su trabajo", indicó la esposa en un comunicado.

Camille describió a Cosby como "amable", "generoso", "divertido" y un "esposo, padre y amigo maravilloso".

La esposa de Cosby protestó por la credibilidad que le daban los medios de comunicación a las acusadoras sin investigar antes y su hija Evin repitió las palabras de su madre en apoyo al actor.

En unas breves declaraciones al periódico "New York Post", Cosby pidió a los medios afroamericanos que fueran "neutrales" al tratar el asunto.

En esa misma línea ya se manifestó el abogado del intérprete, Martin Singer, para quien la situación se ha ido de las manos.

Singer tildó las declaraciones de "insustanciales" y "ridículas" y mostró su sorpresa por el hecho de que, de repente, tras varias décadas en muchos casos, se multipliquen las acusaciones.

"Es completamente ilógico que tanta gente no hubiera dicho nada o hecho algo y que no lo denunciaran a las autoridades", dijo el abogado.

De todas las mujeres que han puesto en evidencia a Cosby públicamente en el último mes, sólo una, Judy Huth, denunció al actor en los tribunales, también por presuntamente abusar de ella en la mansión Playboy en 1974, cuando tenía 15 años.

Su caso no prosperó por tratarse de un presunto delito que ya había prescrito, algo aplicable a la mayoría de las acusaciones hechas contra Cosby.

El abogado del intérprete solicitó que Huth fuera multada por faltar a la verdad e intentar extorsionar a su cliente.

Asimismo, otra mujer que en 2005 afirmó públicamente que el actor la drogó y abusó de ella le demandó la semana pasada por difamación, ya que Cosby siempre negó los hechos y eso hizo que ella quedara como mentirosa.

Chloe Goins ha mostrado su intención de recurrir a la vía judicial, aunque la denuncia no se ha presentado.

No es la primera vez que Bill Cosby se enfrenta en los juzgados a un caso similar. En 2006, llegó a un acuerdo extrajudicial con la que fuera directora de operaciones de la Universidad de Temple (Filadelfia), que le había denunciado por abusos sexuales en 2004.

Cosby pertenecía a la junta directiva de esa Universidad, uno de los puestos a los que renunció recientemente ante la ola de escándalos.

En las últimas semanas, Cosby ha dejado de ser presidente honorífico de la campaña de recogida de fondos de la Universidad de Massachusetts-Amherst, profesor del Spelman College en Atlanta y ha perdido el rango honorífico de suboficial de la Marina de Estados Unidos, cuerpo militar al que perteneció.

Las acusaciones truncaron también su aparición en el programa "Late Show con David Letterman", de la cadena televisiva CBS, varias actuaciones de su actual gira y su proyecto para regresar a la pequeña pantalla con una serie familiar al estilo "The Cosby Show" que preparaba con la cadena NBC.

La plataforma de internet Netflix aplazó también el lanzamiento de un programa especial sobre Cosby previsto para este mes.