• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo premia a Fruto Vivas

Según el jurado, el trabajo de Vivas mejora la vida colectiva / ARCHIVO

Según el jurado, el trabajo de Vivas mejora la vida colectiva / ARCHIVO

El jurado reconoció el sólido legado del artista venezolano así como su “consecuente trayectoria de más de 60 años en el oficio”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El jurado de la IX Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo (BIAU) premió hoy al arquitecto venezolano Fruto Vivas por “su consecuente trayectoria de más de 60 años en el oficio” y por dejar un “sólido legado” que mejora la vida colectiva.

El jurado, reunido en esta ocasión en Madrid, realizó la selección entre las 182 propuestas que habían sido preseleccionadas por los comités nacionales, de las cerca de mil candidaturas que se presentaron. Conocido por el pabellón de Venezuela en la Exposición Universal de Hannover 2000, la iglesia de la Concordia o el Club Táchira, Vivas (1928) orientó buena parte de su trayectoria a la investigación de la vivienda popular con biomateriales, hierro y arcilla y al proyecto Árboles para vivir, una serie de edificios bioclimáticos.

Artistas como Juan Navarro Baldeweg (España), Oscar Niemeyer (Brasil), Álvaro Siza Vieira (Portugal), Ricardo Legorreta (México) o Germán Samper Gnecco (Colombia) poseen también este galardón que reconoce a arquitectos, entidades o colectivos que han desempeñado una labor ejemplar en el campo de la arquitectura y el urbanismo desde el punto de vista estético, funcional, social, técnico, económico o medioambiental. Además, se premiaron 30 obras, 3 publicaciones y 2 trabajos de investigación y un video del certamen Videourbana.

La BIAU, una iniciativa del Ministerio de Fomento del Gobierno de España que promueve el intercambio de experiencias entre los arquitectos y urbanistas de los países latinoamericanos, España y Portugal y el debate de los grandes problemas del sector, celebrará su novena edición los días 13 al 17 de octubre en Rosario (Argentina). Francisco Burgos y Ginés Garrido, coordinadores de la IX BIAU, han coincidido en señalar que la diversidad del “enorme” territorio que abarca latinoamérica, donde viven “más de 600 millones de personas en hábitats heterogéneos”, propone innumerables retos, fascinantes de resolver.

Bajo esa premisa, entienden que los trabajos seleccionados por el jurado de la Bienal “ayudan a comprender el estado actual de las diferentes sociedades que componen Iberoamérica”. En el Panorama de Obras se integran 30 obras, en su mayoría arquitectónicas, al no haber sido posible seleccionar “un conjunto valioso de proyectos realizados sobre el territorio y el paisaje, que eran más escasos”, apunta la organización. Por ello, los premios recayeron en colegios, viviendas sociales, un hospital, proyectos de rehabilitación de edificios o un auditorio, entre otros, ubicados en Argentina (4), Brasil (4), Chile (1), Colombia (2), Ecuador (1), España (3), México (4), Paraguay (3), Perú (1), Portugal (6) y Uruguay (1).

El acta recalca “el altísimo nivel” de las obras y muestra del “enorme vigor creativo de la arquitectura Iberoamericana, alimentado recientemente por unas condiciones de mayor estabilidad política y libertad”.

En la categoría de Publicaciones, con 296 propuestas, el jurado distinguió al libro Talca (Chile); la revista Plot (Argentina), y la aplicación móvil de Scalae (España). Los trabajos de investigación premiados -categoría a la que se presentaron 296 propuestas-, fueron Prisma (México), y Densificación de la ciudad Cuenca (Ecuador). Asimismo el jurado de Videourbana, el certamen de vídeos urbanos, concedió el premio a El último arenero (Chile), que muestra el oficio de arenero sobre el lecho del cauce de la Avenida Argentina que dio origen a la ciudad de Valparaíso. En esta IX edición colaboró el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España, la Fundación Caja de Arquitectos, el Ministerio de Relaciones y Culto de la Nación de Argentina, así como el Gobierno de Santa Fe, la Municipalidad de Rosario, los colegios de arquitectos de la Provincia de Santa Fe y Santa Fe Distrito 2 Rosario y la Universidad Nacional de Rosario.