• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Bianca Jagger solicitó la liberación de Leopoldo López en la Berlinale

La exmodelo nacia en Nicaragua también condenó el atentado contra el semanario francés <i>Charlie Hebdo</i>

La exmodelo nacida en Nicaragua también condenó el atentado contra el semanario francés Charlie Hebdo

Cinema for Peace es el nombre del movimiento que defendió la libertad de expresión durante la jornada de ayer, en la que el largometraje chileno El club obtuvo el visto bueno de la crítica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Bianca Jagger, embajadora internacional de la iniciativa Cinema for Peace, pidió la liberación de presos en diversos lugares del mundo. Solicitó al presidente de Venezuela que dejara en libertad a Leopoldo López; a las autoridades de Arabia Saudita que excarcelaran a Raif Badawi, condenado a diez años de prisión y a mil latigazos por presunta afrenta a Mahoma; y al gobierno de Estados Unidos que permita a Edward Snowden transitar libremente por el mundo.

El fundador de Cinema for Peace, Jaka Bizlij, también defendió el derecho a la sátira a través de un comunicado de prensa. “Cuando se pierde el derecho de reír se pierde la posibilidad de pensar. Las personas más inteligentes que conocemos son también las que tienen más sentido del humor”, expresó. “La falta de humor condena a la gente a un pensamiento estrecho y unidimensional, a ideologías cerradas y la crueldad”, agregó.

En la conferencia de prensa organizada en Berlín también estaban dos integrantes de Pussy Riot. “Defendemos el derecho a la sátira. Por culpa de un gobierno que no entendía la sátira estuvimos dos años presas”, dijo una de ellas.

El movimiento también se pronunció en contra del atentado que sufrió el semanario francés Charlie Hebdo y defendieron a los productores de la controversial cinta The Interview.

 

Puertas adentro. El director chileno Pablo Larraín subió ayer el nivel de la Berlinale con El club, un filme sobre sacerdotes enredados en la pederastia y otros crímenes impunes dentro de la Iglesia Católica. La cinta desplazó a As We Were Dreaming del alemán Andreas Dresen.

Un día después de que su compatriota Patricio Guzmán escalara posiciones hacia el Oso de Oro con El botón de nácar, Larraín demostró la calidad del cine procedente de Chile. El creador utiliza el humor negro para escudriñar la corrupción de la Iglesia, en todos sus aspectos y niveles. “En mi país, como en otras partes, la Iglesia no rinde cuentas a la justicia civil. Lava sus atrocidades con el sacramento de la confesión. La pederastia o la complicidad con los torturadores quedan impunes y a lo sumo se recluye a sus culpables en tranquilos retiros”, indicó el realizador tras el estreno de la cinta.

El club es el segundo título chileno entre las 19 películas que compiten en la edición número 65 de la Berlinale.

Fuera de concurso fue reconocida la directora Marcela Said. La también chilena fue galardonada por su proyecto Los perros. El premio consistió en 6.000 euros.

En esta sección denominada Berlinale Special se presentaron Woman in Gold, dirigida por Simon Curtis, y Mr. Holmes, la película de Bill Condon sobre el famoso detective.

 

EPI

 

Jagger solicitó la liberación de Raif Badawi en Arabia Saudita y pidió al gobierno de Estados Unidos que Edward Snowden se mueva libremente por el mundo