• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Benjamín Rausseo: “Quiero actuar con la mujer de Brad Pitt”

Rausseo asegura que no explorará nuevos géneros en el cine | Foto Archivo El Nacional

Rausseo asegura que no explorará nuevos géneros en el cine | Foto Archivo El Nacional

El comediante regresa a la pantalla como escritor, director, productor y protagonista de la película Er Conde suelto en Hollywood

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Benjamín Rausseo ya no tiene aspiraciones presidenciales, pero el protocolo para contactarlo es digno de un primer mandatario. Al estreno de su tercera película, Er Conde suelto en Hollywood, llega escoltado por Darth Vader, oficiales de la llamada Policía Montada de Güiria y dos guardaespaldas reales. Al mejor estilo de una alfombra roja criolla, los asistentes, vestidos con sus mejores galas, rodean a la estrella para pedirle “un selfie”.

Antes de iniciar la proyección, el comediante se dirige al público que está en la sala. “Quedó tan perfecta que le tuvimos que meter varios errores en posproducción. Espero que la disfruten”. Finaliza el discurso, sube las escaleras y un tropezón lo deja en el piso. “Eso fue un atentado chavista”, bromea.

En la pantalla se observa un Guacharoscar, una pieza de platino y kriptonita que emula a la estatuilla de la Academia con un cuatro en las manos. El premio, valorado en 30 millones de dólares, es robado. Pronto, el detective Conde, miembro de la Policía Montada de Güiria, será parte de un programa de intercambio que lo llevará hasta Los Ángeles, ciudad en la que formará parte del equipo designado para recuperar el galardón.

“En la película hay solo cuatro groserías”, dice Rausseo, el hombre detrás del comediante que asumió el reto de hacer un filme familiar sin perder su esencia. “En mis shows en vivo yo veo si un chiste sirve. En el cine uno lo calcula, pero no sabe si funciona hasta que lo ve proyectado”, cuenta el actor, quien hace guiños políticos con afiches en los que imita a Nicolás Maduro, Simón Bolívar y Barack Obama.

Las escenas "internacionales" se delatan cada vez que aparece un grafiti o un motorizado en la avenida Libertador. Ciertamente, hay imágenes de apoyo filmadas en Los Ángeles, pero el resto se rodó entre Güiria, Caracas y Puerto Ordaz. El filme usa los clichés de las películas estadounidenses: explosiones, robots, carros futuristas y enfrentamientos armados. “Para esas escenas tuve un doble. Ya estoy muy viejo para la gracia. Yo me subo a una hamaca y no me muevo para no caerme”, dice.

El presupuesto y su disponibilidad fueron algunos de los inconvenientes de la producción. “Como es independiente, debía hacerla con real y tiempo. Cuando tenía tiempo, no había real y viceversa”.  No ha acudido al CNAC porque considera el cine como una industria que debe producir sus medios. “No descartamos financiar proyectos de otra gente. Si hay una buena historia, un buen guion, estaremos abiertos a estudiarlo. Hay mucho talento en el país”, afirma.

Rausseo asegura que no explorará nuevos géneros en el cine. “En la comedia me siento cómodo, un drama conmigo estaría difícil de digerir. Aunque Robin Williams hizo comedia y drama y le fue muy bien. Es un compromiso grande, yo lo vería con mucho respeto”.

Señala que tiene un nuevo proyecto en mente, pero que no se sumará a los directores que trabajan la figura de Simón Bolívar. “En dado caso haría una del Negro Primero”, expresa. Una cosa sí tiene clara: “Quiero protagonizar con la mujer de Brad Pitt”.


Er Conde suelto en Hollywood
Dirección: Benjamín Rausseo
Estreno: mañana