• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Los Beckham donan ropa de alta costura para ayudar a víctimas de huracán en Filipinas

La cantante y modelo Victoria Adams es la esposa del inglés David Beckham | Agencias

La cantante y modelo Victoria Adams es la esposa del inglés David Beckham | Agencias

El matrimonio entregó las prendas a la Cruz Roja, la cual la venderá para obtener recursos que permitan ayudar a los damnificados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con el objetivo de recaudar fondos para las víctimas del huracán Haiyan que sacusió Filipinas,  David y Victoria Beckham donaron una colección de ropa de alta costura que se pondrá a la venta mañana en Londres.

"David y yo estamos apoyando la campaña de ayuda a Filipinas y urgimos a todos los británicos a que hagan lo mismo", dijo la diseñadora, quien entregó las prendas a la Cruz Roja.

La colección, a la venta desde mañanaen una tienda del lujoso barrio de Chelsea, incluye zapatos del diseñador Jimmy Choo, trajes de Dolce & Gabbana y poleras, trajes, zapatos deportivos y vestidos diseñados por la propia Victoria.

"Todo el mundo tiene algo en su armario que ya se ha puesto, un vestido, un traje o un par de zapatos, que piensa que podría volverse a poner. Sáquenlo, métanlo en una bolsa, tráiganlo y denle a alguien la oportunidad de comprarlo y de ayudar así a recaudar fondos", dijo la diseñadora.

Los trajes de D&G del matrimonio saldrán a la venta por 600 libras (967 dólares), el de él, y por 800 libras (1.290 dólares), el de ella.

Fiona Liu, directora de la tienda de la Cruz Roja en Londres, explicó que los Beckham han llevado 20 cajas de "ropa casi nueva" aunque advirtió de que las prendas de Victoria serán "demasiado pequeñas" para la mayoría de la gente.

Ésta no es la primera vez que el matrimonio desocupa su armario con fines solidarios. En 2010, Victoria donó ropa por valor de siete mil libras (11.290 dólares) para recaudar fondos para el hospital The Royal Marsden, especializado en el estudio y la investigación sobre cáncer, mientras que David destinó el sueldo que había ganado jugando para el Paris Saint-Germain a dos asociaciones benéficas infantiles.