• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

J. Balvin y Alkilados pusieron a bailar y saltar a los caraqueños

El vocalista J. Balvin encendió los ánimos con su show | Foto Williams Marrero

El vocalista J. Balvin encendió los ánimos con su show | Foto Williams Marrero

Los colombianos se llevaron una ovación del público anoche en su presentación en el Anfiteatro del Sambil

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Diciembre comenzó bien movido. Por lo menos en Caracas, que no ha parado de bailar reguetón.

Si a principio de esta semana los locales de Chino y Nacho pusieron a bailar al público reunido en el Anfiteatro del Sambil, ayer le tocó el turno a los colombianos de Alkilados y J. Balvin, que debutaron con aplausos en Venezuela.

El concierto de anoche comenzó a las 7:30 pm con la intervención del criollo Arán de las Casas. Mucho humo, bailarines y fuegos artificiales, pero al ex de la serie Somos tú y yo le falta tarima y voz. "Una noche loca" fue el cierre de este show, que terminó a las 8:00 pm.

A esa hora ya se habían llenado todas las gradas y la olla frente a la tarima. El recinto estaba a reventar cuando a las 8:30 pm la banda Alkilados entró a escena. La introducción fue rockera hasta que se escuchó el ukelele, con los primeros acordes de "Mona lisa", tema que puso eufóricos a los presentes. Su fusión de reggae, funk, ska y reguetón se llevó aplausos y gritos durante los 40 minutos de presentación.

Al vocalista Juan no le importó dejarse tocar por las fanáticas cuando se lanzó al espacio que separa al público de la tarima para cantar "Respira". Uno de los momentos más elevados de la noche. Los músicos colombianos mostraron buena energía con un estilo interesante.

"Quiero muchísimo a Venezuela. Comencé tocando versiones de bandas de acá, como Caramelos de Cianuro, Amigos Invisibles, Guaco y Servando y Florentino. Todos ellos me han inspirado. A los artistas venezolanos hacemos un llamado a que se unan y hagan temas juntos", dijo el cantante, al tiempo que recibía una ovación.

El show fue corto y para despedirse la banda repitió su éxito "Mona Lisa". Pero antes le pidieron a los asistentes que subieran las manos para que salieran en una foto que tomaron desde la tarima. Juan decidió regalarles un bis, al son de "Una cita". Su presentación terminó a las 9:12 pm con su frase "esto es pura pura playa".

Entre ropa íntima. No pasaron 15 minutos cuando se desató la locura entre los miles de asistentes. J. Balvin apareció con su mejor traje de reguetonero. Sí, con chaqueta roja y con el rostro medianamente tapado por una gorra del mismo color.

Su primer tema fue "Ay vamos" (sic). El público sacó sus celulares, tomaba videos y fotos mientras le completaba el coro al cantante colombiano.

"Sin compromiso", "Tranquila" y “En lo oscuro” fueron las piezas que siguieron, mientras las tres pantallas instaladas sobre la tarima enfocaban a los presentes bailando en masa. “Sola”, “Que clase rumba” y “6 am” hicieron delirar al público femenino. Y hasta presentó un tema nuevo, llamado “Mami”, que el colombiano sentenció como “el próximo hit del verano”.  

Los ánimos se calmaron cuando sacó una guitarra española para interpretar un tema acústico, algo extraño en un reguetonero. Se trataba de “Yo te lo dije”, uno de sus éxitos más bailados. En la mitad de la canción soltó la guitarra y comenzó el “sandungeo”. Varias prendas de ropa íntima femenina volaron desde el público y cayeron sobre la tarima. El souvenir que se llevará el vocalista como recuerdo de Caracas.

Su show terminó con electrónica a las 10:30 pm, y J. Balvin les dejó a sus seguidores la promesa de volver pronto.