• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Asuntos actuales en el candelero

Penélope Cruz y Woody Allen

Penélope Cruz y Woody Allen / AP

Las elecciones y la crisis de Wall Street están en la muestra de cine independiente de Estados Unidos, que también trae el paseo romano de Woody Allen

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A menos de dos meses del martes 6 de noviembre, del que emergerá el presidente de Estados Unidos para los siguientes cuatro años, el X Festival de Cine Independiente de la nación norteamericana trae un título abiertamente político (Poder y traición del actor-director George Clooney), otro relacionado con la corrupción financiera (El precio de la codicia, ópera prima de J. C. Chandor) y un solitario filme de época que mira a la polarización (El conspirador de Robert Redford).

Las otras cinco cintas abarcan desde la normalización de la sexualidad alternativa (Los niños están bien de Lisa Cholodenko) hasta un cálido Martin Sheen que vuelve a la tierra de sus ancestros gallegos para completar la ruta del apóstol Santiago (El camino, de su hijo Emilio Estévez). También la tragedia maternal Al otro lado del corazón de John Cameron Mitchell, el drama de ciencia ficción Otra Tierra, ópera prima de Mike Cahill, y la comedia que nunca cesa de Woody Allen, ahora en su gira de años dorados por Europa, con De Roma con amor.

¿Qué es cine independiente? La clasificación se ha hecho cada vez más difusa y la lista óctuple de esta edición contiene producciones de presupuesto relativamente elevado (25 millones de dólares) como El conspirador (The Conspirator, 2010), historia de la única mujer inculpada por el asesinato de Abraham Lincoln, que protagonizan Robin Wright y James McAvoy.

Para los que han estado pendientes de las últimas entregas del Oscar, el festival importa filmes largamente esperados como Los niños están bien (The Kids Are All Right, 2010), el más laureado de la lista con cuatro postulaciones de la Academia de Hollywood, incluida la de Mejor Actriz Principal para Annette Bening, que compone un matrimonio homosexual junto con Julianne Moore. Nicole Kidman compitió con Bening en la misma categoría por su papel de madre que pierde a un hijo pequeño en Al otro lado del corazón (Rabbit Hole, 2010). Como dato, la que les ganó fue Natalie Portman por El cisne negro.

El precio de la codicia (Margin Call, 2011) fue postulada este año por la Academia de Hollywood por su guión original. La metódica disección de la especulación de Wall Street reúne en su reparto a Kevin Spacey, Jeremy Irons, Demi Moore, Stanley Tucci y Paul Bettany.

En Mejor Guión Adaptado (de una obra teatral) apareció Poder y traición (The Ides of March¸ 2011), en el que el guapo pensante Clooney toma una elección interna del Partido Demócrata como pretexto para analizar la naturaleza mercadotécnica de la política contemporánea.

La calidez de El camino (The Way, 2010), el regreso de Woody Allen a la actuación en De Roma con amor (To Rome With Love, 2012), más allá de sus altibajos, y la aparición de un planeta que sirve de espejo al nuestro como telón de fondo del drama personal de una científica en Otra Tierra (Another Earth, 2011) son recomendaciones fijas.