• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Aseguran que cuadros sustraídos del Kunsthal fueron quemados

La Fiscalía de Rumania informó que la madre de uno de los presuntos ladrones acabó con los lienzos para que no tuvieran pruebas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los siete cuadros de artistas como Picasso, Matisse y Monet que sustrajeron del Museo Kunsthal de Rotterdam en 2012 fueron probablemente quemados por la madre de uno de los presuntos ladrones, informó la Fiscalía de Rumania.

Olga Dogaru, la madre del ciudadano rumano Radu Dogaru, uno de los supuestos autores del hurto, explicó a los investigadores que enterró los lienzos en el jardín de una casa abandonada, luego los trasladó a un cementerio y, posteriormente, los quemó en la chimenea de su domicilio.

“Tras el arresto de mi hijo, en enero de 2013, tuve miedo al darme cuenta de que el hecho cometido era grave”, dijo Dogaru, según la agencia Mediafax.

La Fiscalía añadió que la mujer decidió quemar las piezas luego del registro realizado por los investigadores en febrero. “Creí que si los lienzos nunca se encontraban no habría pruebas y (los acusados) no serían condenados”, expresó.

“Preparé primero el fuego en la chimenea de mi baño. Después fui al cementerio y desenterré los cuadros y los llevé a mi casa. Metí las pinturas en la chimenea y puse madera y zapatos y esperé a que se quemaran completamente”, contó Dogaru.

La corte rumana también presentó cargos por hurto contra dos personas, una de las cuales aún no ha aparecido, y acusa a otras cuatro de haber colaborado en la sustracción, bien trasladando los lienzos o ayudando en un intento de venta.

El 16 de octubre los presuntos ladrones entraron en la madrugada al museo. En 2 minutos y 13 segundos, extrajeron 7 cuadros de la Colección Triton, que se exponía por primera vez a propósito de los 20 años de la institución. Se apropiaron de las obras Cabeza de arlequín (1971) de Pablo Picasso, El puente de Waterloo y El puente de Charing Cross de Claude Monet (de 1903 y 1902, respectivamente), La lectora en blanco y amarillo (1919) de Henri Matisse, Mujer delante de una ventana abierta (1898) de Paul Gauguin, Autorretrato (1890) de Meyer de Haan y Mujer con los ojos cerrados (2002) de Lucian Freud.