• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Aseguran que la Mona Lisa es andrógina

Retrato de la Mona Lisa

Retrato de la Mona Lisa

El experto Silvano Vinceti sostiene que el retrato es mitad hombre y mitad mujer

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Mona Lisa es sin duda el retrato más celebrado, conocido y codiciado de la historia del arte occidental.

Leonardo da Vinci lo realizó a principios del siglo XVI y ha sido valorado por la perfección de sus formas, su composición y su sonrisa.

Aunque se trata de la imagen de Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo e integrante de una prominente familia de la Toscana renacentista, un investigador dio a conocer recientemente un hallazgo que podría parecer asombroso.

De acuerdo con Silvano Vinceti, que dirige el Comité Nacional de Italia para la Promoción del Patrimonio Histórico y Cultural, la emblemática sonrisa de La Gioconda muy probablemente tuvo como inspiración las facciones de Gian Giacomo Caprotti da Oreno, un comerciante bien identificado en la biografía de Da Vinci por haber sido su estudiante desde los 10 años, su sirviente casi toda la vida y, según cierta evidencia, también su amante.

En vida Gian Giacomo Caprotti fue conocido como “Salai”, apodo que se ha traducido como “Diablillo”.

 “La Mona Lisa es andrógina, es decir, mitad hombre, mitad mujer”, declaró Vinceti al diario inglés The Telegraph.

En particular, la comparación de la pintura con otras obras y bocetos de Leonardo mostró una semejanza especial entre la sonrisa de la Mona Lisa y la de otras pinturas que, se sabe, tuvieron como modelo a Salai (por ejemplo, San Juan Bautista, o el boceto Angelo Incarnato, de 1515).

La decisión habría tenido que ver, según el investigador, con la búsqueda de un ideal andrógino: "Creo que a Leonardo le fascinaba el tema de la androginia. En otras palabras, para Leonardo, la persona perfecta era una combinación de un hombre y una mujer".

Pero otros no opinan lo mismo.

Martin Kemp, experto en Leonardo Da Vinci y profesor emérito de historia del arte en el Trinity College de Oxford, se muestra escéptico ante la revelación del historiador italiano, que ha tildado de "pastiche de datos conocidos, semidesconocidos y fantasía".