• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Artistas pidieron paz en nombre de Spear

Elba Escobar pidió el desarme de la población | Foto Omar Véliz

Elba Escobar pidió el desarme de la población | Foto Omar Véliz

Se congregaron junto con la sociedad civil y se dirigieron a la Asamblea Nacional, donde entregaron un documento en el que se le exige al gobierno que actúe para detener la violencia en el país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ayer Caracas amaneció con el cielo encapotado, triste, como de luto. El mismo ánimo se respiraba entre la gente que se concentró desde las 10:00 am en la plaza Alfredo Sadel de Las Mercedes. La mayoría la integraban actores, productores, animadores, cantantes y cultores. Casi todos lloraban.

La convocatoria que hicieron artistas para partir desde ese punto hasta la Asamblea Nacional atrajo también a la gente común. En ese lugar, Mónica Spear le dio rostro al sufrimiento que durante los últimos años han padecido a diario cientos de familias venezolanas a las que el hampa ha asesinado a algún ser querido sin que haya una respuesta contundente de parte de las autoridades.

Aunque algunos portaban globos blancos que simbolizaban la paz, el negro era el color predominante entre la multitud.

Un sacerdote auspició una misa en honor de quien fue la Miss Venezuela 2004, de su exesposo Thomas Berry, de su hija Maya y de los miles de compatriotas caídos en la guerra no anunciada que se libra en el país. Apenas el clérigo subió a la tarima improvisada de la plaza las nubes cumplieron su amenaza de lluvia. Quizás ellas también lloraban.

La escena, que parecía emular una telenovela como tantas en las que participó Spear, se mantuvo por un buen rato. Había paraguas alzados, pero la mayoría de los presentes aguantó el baño de lluvia y de lágrimas sin guarecerse bajo más nada que pancartas que gritaban “¡No más balas!”. El sacerdote interpretó el coro de “Agárrense de las manos” de José Luis Rodríguez. “Mónica era un ángel”, dijo.

Luego fue el turno al micrófono de Elba Escobar, quien, visiblemente afectada, recordó que en esa plaza se rodó la última escena de La mujer perfecta (Venevisión), en la que actuó junto a Spear. “Hay cosas que se deben hacer ya desde instancias gubernamentales, como el desarme de la población”, expresó.

Intervinieron luego Luis Gerónimo Abreu, quien perdió a su hermano por culpa de la violencia en el país; Ivette Domínguez, a quien le mataron a su madre; Belén Marrero; y Amanda Gutiérrez, quien leyó el documento que entregarían a la Asamblea Nacional, escrito por Javier Vidal.

“Con todo respeto y en derecho pedimos al Ejecutivo y sus fuerzas defensivas que acabe con la violencia (…) No quisiéramos llegar a pensar que la delincuencia es quien gobierna y legisla a Venezuela”, reza parte del texto.

Ciudadanos de a pie. Maite Delgado cree que a los artistas los defiende el pueblo y aprovecha el triste momento para llamar la atención del mundo. “La seguridad se le exige al poder y eso no es politizar la muerte”, señaló.

Luego de recibir el apoyo de conductores que hacían sonar sus cornetas, motorizados que les brindaban palabras de aliento y usuarios del Metro que les tomaban fotos, las caras de la televisión nacional llegaron a la Asamblea Nacional acompañadas de la gente común.

El documento fue recibido por los diputados Hiram Gaviria y María Corina Machado, quien declaró: “Estamos indignados como toda Venezuela ante lo que se ha convertido en una política de Estado para el control social. Mónica se ha convertido en la lucha de toda una sociedad que el año pasado perdió a 24.000 hijos en manos del hampa desatada. El responsable del asesinato de ella y de su esposo es el régimen que durante 15 años ha fomentado la división y el odio”.