• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Arianna Arteaga: “Yo no regalo mi país, aquí me quedo”

Arianna Arteaga | FOTO LEONARDO GUZMÁN

Arianna Arteaga | FOTO LEONARDO GUZMÁN

La hija de Valentina Quintero incursiona por primera vez en televisión con un programa que muestra las influencias de los inmigrantes en la cultura venezolana. Este mes lanzará el sitio Viajaralairelibre.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Arianna Arteaga acumula toneladas de energía. Su amor por Venezuela le brota por los poros, lo que se evidencia en los pequeños recuerdos de sus viajes por el territorio nacional que adornan los rincones de su casa.

La única hija de Valentina Quintero es una optimista empedernida. Periodista de profesión y viajera de oficio, como ella misma se define, ha enfocado su labor en mostrar las cosas buenas que tiene el país. Asegura que hasta ahora no se había aventurado en la televisión porque no había recibido propuestas interesantes, pero que se atrevió con La cocina de Babel —que se estrenó ayer por Globovisión— porque comparte la intención del resto de su equipo trabajo: secarle las lágrimas a Venezuela.

“La fama no es mi norte, nunca me ha interesado ni me interesa ahora. No quería hacer cualquier cosa porque soy periodista antes que nada. El ser hija de Valentina Quintero, que estuvo al aire con Bitácora —un programa de extraordinaria calidad— durante 16 años, definió mi entrada en la televisión y por eso quería hacer algo que estuviera bien producido”, dice tajante.

La cocina de Babel muestra cómo inmigrantes de diversas nacionalidades han adaptado su gastronomía en Venezuela y han adoptado las costumbres nacionales. La primera temporada está compuesta por 13 capítulos en los que son retratadas familias de inmigrantes italianos, colombianos, españoles, peruanos, portugueses, hindúes y griegos, entre otros.

A finales de este mes Arteaga lanzará Viajaralairelibre.com, una página web que alojará programas temáticos, artículos y música, todo enfocado en el turismo.

—¿Por qué se decidió a hacer televisión ahora?
—Las cosas que me habían ofrecido eran muy improvisadas y creo que lamentablemente así se hace la televisión ahorita. Yo no soy modelo ni animadora, soy periodista y me interesaba hacer algo bueno. La cocina de Babel es una opción muy bella porque comparte el mismo sentir de todo mi trabajo, que es enseñar el rostro bonito de Venezuela, lavarle la cara a mi país, secarle las lágrimas, dar buenas noticias, convocar.

—¿Qué cosas positivas puede mostrar de una Venezuela que pareciera desesperanzada?
—¡Precisamente eso! En este país hay montones de periodistas. Unos hablan de la realidad aplastante, pero mi fuerte son las buenas noticias. Hoy más que nunca necesitamos escuchar cosas bonitas de nuestro país, porque sí existen. ¿Que están opacadas por la situación que estamos viviendo? ¡Puede ser! Pero aquí suceden muchas cosas buenas y hay un montón de gente echándole pichón y tratando de sacar adelante a Venezuela.

—¿Cómo decirle a la audiencia que se anime a conocer el país si en el medio está la inseguridad, por ejemplo?
—Porque yo sigo haciéndolo. ¡Imagínate! Yo no he parado de viajar. Sí, es peligroso; sí, tomamos medidas. ¿Pero qué haces? ¿Te paralizas? Tenemos un montón de situaciones adversas pero no voy a renunciar. Yo no regalo mi país, aquí me quedo y pienso seguir echándole un camión de pichón. Por supuesto que tengo una posición política, pero cuando uno es optimista es optimista.

—Llega a Globovisión en un momento muy complicado. ¿No le causa algo de aprensión?
—Por supuesto, es un tema espinoso. Ese piloto estuvo rodando por tres años y no hubo un solo canal que le apostara a un proyecto tan hermoso como La cocina de Babel. Es una PNI que Globovisión compró. Estaremos ahí mientras se respeten nuestros contenidos. Sin embargo, creo que ese es un programa que se merece estar al aire porque enseña un país bonito, tolerante, integrado, donde cabemos todos.

—¿Cómo será y cuándo estará en línea Viajeralairelibre.com?
—Al aire libre es una plataforma web. El lomito de eso es una sección de 10 episodios web temáticos (hay del café, del rafting, de las tortugas marinas), porque yo quería dibujar la diversidad venezolana en cada capítulo. Cada uno tiene varios lugares. La página tendrá secciones de ecología, de entrevistas, de música y de datos para viajes. Eso es más parecido a lo que he hecho siempre. Sale el 22 de mayo.


La cocina de Babel
Globovisión
Sábado, 11:30 am