• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Argentina celebró el 120 cumpleaños de Miró con una exposición de grabados

La litografía de Joan Miró "Le lézard aux plumes d''or" / EFE

La litografía de Joan Miró "Le lézard aux plumes d''or" / EFE

La muestra contó con 56 obras originales del artista, escogidas de una cuidadosa selección de aguafuertes, litografías, xilografías e ilustraciones de libros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Buenos Aires celebró el 120 aniversario del nacimiento del pintor catalán Joan Miró con la exposición "El Jardín de las Maravillas", en la que se exhibieron 56 grabados del autor que muestran su pasión por el color, las líneas y los trazos.

La muestra contó con 56 obras originales del artista, escogidas de una cuidadosa selección de aguafuertes, litografías, xilografías e ilustraciones de libros.

Organizada por orden cronológico, "El Jardín de las Maravillas" comienza por obras realizadas en los años cincuenta y con un recorrido por las siguientes décadas hasta culminar en 1981, con grabados que el autor terminó apenas dos años antes de su muerte.

Según explicó a Efe el comisario de la muestra, el italiano Massimo Scaringella, Miró "es uno de los grandes" artistas del siglo XX, ya que "dio la libertad" a sus contemporáneos para hacer arte según sus sensaciones "y no dentro de un esquema".

"Mucha gente dice, 'eso lo hago yo', y yo digo, '¿por qué no lo hizo nadie antes?'", remarcó el comisario.

Para Scaringella, la aportación de vanguardistas como el catalán hizo que "el arte cambiara el mundo", dentro del proceso por el que "el mundo estaba cambiando de uno rural a otro tecnológico".

Las obras que se exhiben pertenecen a una colección privada italiana centrada en los grabados de Miró, que, para el genio catalán, "no eran una obra menor", sino uno de los grandes géneros, de los que llegó a pintar cerca de mil en toda su vida.

En sus cuadros, el artista utiliza los colores, especialmente el negro, en motivos que recuerdan a la caligrafía oriental, e incluye repetidas referencias al sol, las estrellas y la figura femenina.

"Miró exaltaba y amaba de forma particular la expresión gráfica: por un lado, su mano se deslizaba veloz; por otro existía un orden virtual que le permitía orientar el gesto y coordinar líneas, trazos y cortes", contó el comisario.

La rapidez de ejecución y su ser más brutal, arcaico y casi primitivo acentúan el impacto visual.

Según la opinión del experto, las obras expuestas no pretenden transmitir un mensaje sino que aspiran a producir realidades ocultas surgidas del encuentro entre el propio sueño consciente, alegre y tempestuoso, y las cosas del universo.

El comisario de la muestra valoró la "enorme fantasía y riqueza inventiva" del pintor, nacido en Barcelona en 1893 y fallecido en Palma de Mallorca a los 90 años.

"El Jardín de las Maravillas", que se exhibe en la Usina del Arte de la capital argentina, está organizada por el Ministerio de Cultura porteño y la Fundación Tres Pinos, con la colaboración de la Oficina Cultural de la Embajada de España y el Centro Cultural de España en Buenos Aires (Cceba)

La exposición ha recorrido este año diversas ciudades de Argentina, como Córdoba o Mendoza, gracias al trabajo de la fundación, que participó a la hora de traer las obras desde Italia.

En Buenos Aires, donde permanecerá hasta el 20 de diciembre, los visitantes podrán participar también en charlas y encuentros sobre la pintura del siglo XX, en especial los más jóvenes, ya que la muestra contempla una vasta agenda de actividades pedagógicas.