• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El Apocalipsis pone punto final al misterio de Kdabra

El actor y cantante Christopher Uckerman fue Luca durante tres años en Kdabra | Foto: EFE

El actor y cantante Christopher Uckerman fue Luca durante tres años en Kdabra | Foto: EFE

El actor asegura que, aunque habrá detalles de la historia que quedarán abiertos, esta temporada representa el fin del espacio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Christopher von Uckermann está satisfecho con los resultados de Kdabra. Luego de tres años de trabajo, esta serie de ciencia ficción le permitió superar su imagen de adolescente de RBD y despegar una carrera como actor, en la que dice está enfocado. Y aunque desde su punto de vista siempre hay manera de sacar un poco más de jugo a las historias y personajes, respeta la decisión de los guionistas del programa que quisieron poner punto final a la serie con esta tercera entrega, titulada El Apocalipsis.

"Los guionistas Andrés Gelós y Martín Preusche consideran que terminar en este momento es lo correcto. No tiene caso alargar más los personajes (...) Y aunque yo creo que siempre se le puede sacar jugo a la historia, creo que si en este caso se hacía, la gente se podía confundir. Yo vi Lost y al final me perdieron, porque lo alargaron mucho. Creo más en la calidad que en la cantidad. El final los va a dejar picados, así que no sabemos lo que pueda pasar. Hay historias abiertas", señaló por teléfono el actor y cantante.

En esta temporada final, Luca, el personaje que interpreta Von Uckermann, conocerá la fuente divina que da origen a su vida, pues descubrirá que es un clon de Jesucristo. Es por esto que se abrirá un universo de experiencias, debido a que la segunda llegada de Cristo a la Tierra desatará el Apocalipsis. "Soy católico, pero siempre uno está abierto a todo. En este caso es pura fantasía y en cierta manera es diversión. En principio puse en duda lo que pensaría la gente, pero las escenas que tienen que ver con religión están tan bien hechas que todo el mundo las entiende", indicó.

La realización de la serie, que comenzó cuando Luca descubrió sus poderes sobrenaturales, llamó la atención de Von Uckermann. "Es una experiencia agradable porque como actor no sabes el resultado final de las escenas, no sabes cómo se verá en pantalla. Me sorprendí mucho con los resultados; esas largas horas de trabajo valieron la pena", enfatizó el intérprete, quien agregó que el terror también estará presente en esta temporada.

"El terror llega a Kdrabra, al igual que el misterio y la acción. Habrá enfrentamientos con el lado oscuro del universo, al que todos los seres humanos le tememos".

Nuevos retos. Von Uckermann contó que fue en la primera temporada cuando le costó más meterse en la piel de Luca. "Pero me fui acostumbrando. En la segunda me tocó ser más introvertido y me escondí del mundo para no provocar el Apocalipsis. Durante esta temporada todo fue más fácil".

Después del fin de Kdabra, el actor aseguró que no volverá a las telenovelas, pues no quiere dar un paso atrás en su carrera. En su lugar, preferiría hacer otras series de alta factura, porque implican un trabajo cinematográfico. "Mi intención es buscar papeles que aporten algo positivo. He dado un salto a Los Ángeles y a la par estaré en México, esperando donde se dé el primer proyecto. Luego de Kdabra buscaré personajes superiores a éste, que signifiquen un nuevo reto".

Mientras, prepara su segundo disco como solista.

Sobre una posible reunión del grupo RBD dijo que no lo ve probable, pues cada uno de los miembros tiene en este momento sus planes particulares.

El padre Andrés

El actor venezolano Albi De Abreu, residenciado en Colombia, se incorporó a la tercera temporada de Kdabra después de varias pruebas de actuación. Finalmente, obtuvo el personaje de un cura, conocedor de importantes secretos de la serie.

"El padre Andrés es el personaje llave que abre todas las puertas del Apocalipsis. A través de él, Luca se entera de la razón de sus poderes y alienta a Lucifer a sacarse la careta ante todos, a revelar su identidad y comenzar la pelea", señala el intérprete y agrega: "Es un personaje de doble vida que va dejándose ver a medida que pasan los capítulos".

El personaje de De Abreu aparecerá durante los diez capítulos de la tercera temporada. "Va codo a codo con los protagonistas de las dos entregas anteriores. Todo lo que pasa, el padre Andrés lo sabe. Los personajes necesitan de él para enterarse de lo que está por venir y el por qué de las cosas".

Con respecto a la experiencia de trabajar en una producción cargada de efectos especiales, De Abreu indica: "Es un reto adicional. Los tiempos actorales no son fluidos, hay que detenerse, parar la acción y acomodarse para el ángulo que la cámara necesita para los efectos o donde se piensa hacer el corte para que en posproducción puedan trabajarla. Después hay que retomar la acción de la escena con el mismo nivel de concentración y sentimiento. Eso significó para mí aprender a buscar nuevas formas de concentración que me permitieran conectarme, desconectarme y volverme a conectar con el personaje en un tiempo mínimo".