• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Anna Vaccarella inició su “cuarta lucha” con este mensaje

Anna Vaccarella | Foto: Instagram

Anna Vaccarella | Foto: Instagram

La periodista indicó que los lunes son para recibirlos con entusiasmo "como si fuese un viernes"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La periodista Anna Vaccarella envió un mensaje de aliento a aquellas personas que no saben apreciar un “rutinario lunes”.

Vacarella indicó que este lunes recibió su cuarto tratamiento de quimioterapia.

La periodista expresó que muchos de sus lunes son difíciles y no rutinarios como antes. “Vivirlos me hace entender lo equivocada que estaba cuando rechazaba un lunes normal de trabajo, madrugonazo, cole de niñas, ejercicios y reinicio de la dieta”.  


Foto: Instagram 

A continuación la publicación completa:

Lunes:

Creo que es algo que nos pasa a la mayoría. No nos gustan los lunes. Pero hoy decidiría gustosa vivir semanas llenas de lunes. Los lunes de antes... Aquellos que sencillamente solo implicaban retomar la rutina y nada más...

Muchos lunes de ahora no son nada rutinarios, pero sí muy difíciles. Vivirlos me hace entender lo equivocada que estaba, cuando rechazaba un lunes normal de trabajo, madrugonazo, cole de niñas, ejercicios y reinicio de la dieta...

Ningún lunes de ahora tiene ejercicios, ni dieta, algunos no tienen trabajo y sin embargo ¡Cuánto desearía cambiarlos por los de antes! Muchos lunes de ahora reinician el tratamiento, o tal vez debí escribir “TRATAMIENTO”... porque es tan absoluto, ocupa tanto, que a ratos siento que me saca a mi misma de mi espacio.

Todo en mi se reduce... Las fuerzas, las ganas, la vitalidad... Todo lo sano en mi interior se resiente y recibe una carga de la que poco a poco debe liberarse. Durante esos días todo se convierte en un reto. Bañarme, pararme, comer, atender a las chiquitas... ser... A ratos es como estar en la nada siendo testigo de una lucha que tu cuerpo libra internamente...

¡Los tratamientos siempre comienzan un lunes! Bendigo este lunes porque iniciaré mi cuarta lucha. Pero, desde mi más profunda humanidad, recibiría gustosa mis lunes de antes y hasta les pediría disculpas por haberlos vivido con desgano.

A ti que te espera un cotidiano lunes, rutinario lunes, ¡Recíbelo con ganas y gratitud! ¡Vívelo como el mejor de los viernes porque te abre las puertas al inicio de una semana que será tan maravillosa como tú lo decidas!

¡Feliz lunes!