• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Angelina Jolie se anticipó al cáncer

La actriz Angelina Jolie / AFP

La actriz Angelina Jolie / AFP

La actriz, al someterse a una doble mastectomía, intenta conjurar sus riesgos genéticos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La actriz estadounidense Angelina Jolie, pareja del también actor Brad Pitt, reveló que se sometió a una doble mastectomía preventiva para reducir su elevado riesgo de padecer cáncer. En un artículo titulado “Mi opción médica”, publicado en The New York Times, la actriz de 37 años de edad señaló que decidió someterse a la operación porque es portadora de un gen que aumenta su riesgo oncológico. La presencia de este gen, conocido como BRCA1, implicaba 87% de posibilidades de desarrollar cáncer de mama y 50% de padecer cáncer de ovarios.

La madre de Jolie, Marcheline Bertrand, murió de cáncer a los 56 años de edad. La ganadora del Oscar en 2000 como mejor actriz secundaria por su papel en Girl, Interrupted, es hija del actor Jon Voight, también ganador del Oscar. "Cuando supe cuál era mi situación opté por la prevención para minimizar el riesgo lo máximo posible. Tomé la decisión de someterme a una doble mastectomía preventiva", escribió Jolie en el artículo. "Empecé con los senos porque mi riesgo de tener cáncer de mama es más alto que el de tener cáncer de ovarios, y la operación es más compleja".

El 27 de abril la actriz terminó los tres meses de preparación previa a la operación, después de la cual su riesgo de tener un cáncer de mama es sólo de 5%. Jolie, que tiene tres hijos con Brad Pitt y es madre adoptiva de otros tres, asegura sentirse mucho mejor luego de la intervención. "Puedo decir a mis hijos que no tienen que tener miedo a perderme por culpa de un cáncer de mama", escribió.

Implantes temporales

Conocida por su papel de la heroína de videojuegos Lara Croft, Jolie –que en los últimos años también ha dirigido películas– da detalles del proceso quirúrgico de varias etapas, la principal de las cuales es una operación de ocho horas para retirar el tejido mamario y sustituirlo por implantes temporales. “Te levantas con tubos de drenaje y extensores en los pechos. Parece una escena de una película de ciencia ficción. Pero algunos días después de la operación puedes volver a la vida normal”, señala.

La etapa final del proceso implica la reconstrucción de las mamas con implantes. “Ha habido muchos avances en este procedimiento en los últimos años y los resultados pueden ser muy hermosos”, indica. La actriz también señala que Brad Pitt fue un gran apoyo durante todo el proceso. “Brad estuvo en el Pink Lotus Breast Center, donde fui tratada, durante cada minuto de las cirugías”, indica Jolie. “Logramos encontrar momentos para reírnos juntos. Sabíamos que era lo mejor que podíamos hacer para nuestra familia y que nos uniría todavía más. Y así ha sido”.

La operación sólo ha dejado pequeñas cicatrices que no impresionarán a sus hijos, dijo Jolie. “Personalmente no me siento menos mujer. Me siento más fuerte y he tomado una decisión importante que no disminuye para nada mi feminidad”, escribió.

Jolie, una de las actrices mejor pagadas del mundo, lamenta también que la prueba para detectar los genes que revelan el riesgo de cáncer de mama, el BRCA1 y el BRCA2, cueste más de 3.000 dólares en Estados Unidos, “un obstáculo para muchas mujeres”.

También espera que su caso sirva de ejemplo a otras mujeres con riesgo de cáncer. "Si escribo ahora sobre esto es porque espero que otras mujeres puedan beneficiarse de mi experiencia”, dijo. “La vida está llena de desafíos. Los que no deben darnos miedo son los que podemos enfrentar y podemos controlar”.

Expertos avalan decisión

El cáncer hereditario no es el más frecuente –entre 5% y 10% de los casos–, pero identificar a estos pacientes portadores de mutaciones vinculadas a un alto riesgo de desarrollar la enfermedad aporta importantes beneficios a la hora de adelantarse a la aparición del tumor, ya sea intensificando los controles o combatiendo la aparición del tumor con quimioterapia o cirugía.

La detección del riesgo en estas personas suele arrancar en las consultas de oncología, cuando se elabora el historial clínico del paciente. Contar con dos familiares directos afectados, haber sufrido la enfermedad antes de los 30 años de edad, la aparición de la neoplasia (una masa o tumor) en un hombre son considerados factores de riesgo de sufrir cáncer hereditario familiar.

En estos casos, los pacientes se remiten a las unidades de consejo genético, donde se encuentran los especialistas encargados de analizar a fondo los antecedentes y asegurarse de que el origen de la enfermedad está en alteraciones genéticas hereditarias. Las más conocidas son las mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2. En el primero de ellos, la alteración que tenía la actriz estadounidense, el riesgo de desarrollar un cáncer de pecho a los 18 años de edad y hasta los 90 años de edad es de 85%, y entre 25% y 40% en el ovario, apunta Antonio Llombart, jefe de Oncología del hospital Arnau de Vilanova de Valencia.

La detección se realiza a partir de un simple análisis de sangre. Una vez confirmada la sospecha del origen familiar de la enfermedad se debe dar a los familiares la opción de someterse a estudios similares por si han heredado el riesgo. Es entonces cuando se ofrecen las alternativas preventivas, señala  Llombart.

Una de ellas consiste en someter a la paciente a estudios periódicos para detectar el tumor, si aparece, en sus estadios más tempranos. La opción más radical consiste en la adenomastectomía bilateral, la técnica a la que se ha sometido Angelina Jolie. A diferencia de la mastectomía –que supone la eliminación de la glándula mamaria, el pezón y la piel– este procedimiento sólo extrae la glándula, que se sustituye por una prótesis, por lo que estéticamente el resultado es similar al de un implante. Sólo que es imposible retirar la glándula a 100%, por lo que queda un riesgo residual de reaparición del enfermedad de cerca de 5%, como apunta Llombart, que es en todo caso muy por debajo del que había previo a la enfermedad.

Para tratar el riesgo de cáncer de ovario, la ovariectomía se considera demasiado agresiva entre las mujeres que aún no han alcanzado la menopausia. Con la retirada de los ovarios se elimina el riesgo del tumor, pero también se desencadenan alteraciones hormonales similares a una menopausia precoz. Por ello, la recomendación de los especialistas consiste en esperar a los 50 años de edad y, mientras tanto, someter a controles ecográficos a los ovarios cada seis meses.

Las cifras

10%de los casos de cáncer de mama se asocian con una predisposición genética

458.000 personas fallecen cada año por cáncer de mama