• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Andy Murray irá a la final a intentar revertir su suerte

Andy Murray / AFP

Murray avanzó en un emocionante duelo contra Milos Raonic | Foto: AFP

El tenista escocés y segundo del ranking mundial ha estado en cuatro finales en el Abierto de Australia y ha salido derrotado en cada ocasión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Finalista del Abierto de Australia por quinta ocasión, Andy Murray tendrá una angustiante espera para saber si puede frenar su mala racha en el primer Grand Slam de la temporada.

El segundo del ranking mundial derrotó 4-6, 7-5, 6-7(4), 6-4, 6-2 sobre Milos Raonic.

Murray perdió las cuatro finales previas que disputó en Melbourne Park, y buscará la corona el domingo contra el cinco veces campeón Novak Djokovic. El serbio, en cambio, jamás ha perdido una final en la Arena Rod Laver.

“Disputar cinco finales es un gran logro, tengo que estar orgulloso de eso”, comentó Murray. “No importa lo que haya sucedido en el pasado, lo importante es lo que pase el domingo”.

Tres de las victorias de Djokovic en finales en Australia fueron contra Murray. “Hemos jugado muchas veces aquí”, dijo el escocés. “Ojalá esta vez el resultado sea distinto”.

Murray tiene mucho en qué pensar esta vez. Su esposa Kim está en Gran Bretaña y tiene previsto dar a luz a su primer hijo el próximo mes.

El padre de Kim, Nigel Sears, estaba en Melbourne como entrenador de Ana Ivanovic y tuvo que ser llevado a un hospital durante una jornada del Abierto, justo cuando Murray jugaba en una cancha aledaña.

Murray dijo antes de llegar a Australia que se iría de inmediato si su esposa lo necesitaba. Y cuando su suegro fue hospitalizado, pensó que tendría que irse antes de lo previsto.

Luego ganó sus dos partidos siguientes en tres sets para sacudirse un poco los nervios.

El partido fue más complicado contra Raonic, que jugó apenas su segunda semifinal de un Grand Slam, y buscaba convertirse en el primer canadiense finalista de un major.

En un comienzo inusual, los siete primeros puntos del partido fueron quiebres. Raonic se vio afectado por un problema de aductor de la pierna derecha al final del tercer set. El canadiense necesitó de un receso médico, y en el cuarto set recibió un masaje.

“No podía apoyarme, no podía empujar para sacar, y no podía cambiar de dirección”, señaló Raonic. “Probablemente nunca me había sentido tan desconsolado en una cancha”.

Raonic cometió 78 errores no forzados, 50 más que Murray, pero también logró 72 winners, casi el doble que el escocés.

Ahora tendrá que hacerlo incluso mejor contra Djokovic, el primero del ranking mundial que ganó tres títulos de Grand Slam en 2015 y acribilló a Roger Federer en semifinales.

“Tengo que ejecutar mi plan a la perfección, no perder la concentración y jugar lo mejor posible”, comentó Murray, quien ha ganado apenas 9 veces en 30 enfrentamientos con Djokovic.

Serena, en su mejor momento

La estadounidense Serena Williams defenderá en su mejor momento el título del Abierto de Australia ante la alemana Angelique Kerber, séptima favorita, quien saltará a la pista sin nada que perder. Kerber, que estuvo cerca de la eliminación en su primer partido en Melbourne Park -salvó una bola de partido ante la japonesa Misaki Doi-, irá a la Rod Laver Arena sin presión alguna pese a encontrarse ante el partido más importante de su carrera. “No tengo nada que perder. Eso significa que saldré y trataré de jugar como sé, sin presión alguna. Le gané una vez, puedo volver a hacerlo”, afirmó. Serena busca su vigésimo segundo trofeo de Grand Slam y su séptima corona en el Abierto de Australia. Si Williams consigue la victoria se situará en la segunda posición del historial en Australia con siete coronas, tan solo por detrás de Margaret Smith, que logró 11 entre 1960 y 1973.