• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Andrés Barrios: “Lo grotesco me sirve para hacer críticas”

Su esposa Daicy Blanco también es la musa para varios versos | Foto Raúl Romero

Su esposa Daicy Blanco también es la musa para varios versos | Foto Raúl Romero

El músico se inspira la mayoría de las veces en lo que vive cuando va al banco o viaja en el Metro. Prefiere ser pintor que músico

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El baño es el lugar idóneo para leer el poemario Sonetos y aquellos de Andrés Barrios. “A mí me inspiran los efluvios del cuerpo. Por eso digo que no lo saquen de ese lugar para que estén en su trono leyendo como unos reyes estos documentos maravillosos. Que los dejen ahí para que se impregnen de toda esa magia”, dice el autor.

Esa afición la refleja en su segundo libro, publicado en junio por la editorial Libros del Fuego. “Sus cuerpos diminutos color azúcar/ reflejan una profunda angustia/ ya que el champú que he utilizado/ las ha despropiado/ de sus tierras naturales/ repletas de sudores manantiales”, se lee en “La caspa”.

Barrios, integrante de Los Hermanos Naturales, asegura no ser un poeta de oficio. Solo aprovecha el tiempo en la cola del banco, en el Metro y el carrito por puesto. “No sufro de penurias en las colas porque siempre le busco la vuelta a algo para sacar una rima”.

“Pobre Metro, cómo te han deteriorado/ Tus pasillos y columnas son ejemplo/ de un mensaje que me tiene atormentado/ Y pensar que en el pasado ¡fuiste un templo!”, escribió en “Soneto para el Metro de Caracas”.

Cuando se le ocurre una idea, acerca su boca al bolsillo de la camisa donde guarda una grabadora en la que registra lo que se le ocurre. “A veces voy por ahí como hablando solo”.

“Versos lácteos” se inspiró en una de esas diligencias bancarias. “Una señora me pidió un bolígrafo. Cuando le veo los pies, son horribles. Me dio asco, pero a la vez me inspiró. Hasta perdí el número para mi turno, pero estaba feliz porque había escrito varios versos”.

“Quiero rendirme a tus pies/ pero mejor te das un baño/ ellos tienen aroma/ a queso de año”, dice una de las estrofas.  


Ideas grotescas. El español Francisco José Cruz escribió el prólogo, donde lo califica como un poeta goliardesco. Ambos se conocieron en la casa de Eugenio Montejo, el día en que el autor venezolano hubiese cumplido 75 años de edad. Varios amigos se reunieron y escucharon las piezas compuestas por Barrios y Bartolomé Díaz para los versos de Chamario, proyecto que quedó registrado en un disco.   

“Yo ni sabía lo que era goliardesco, no estoy muy adentrado en la cuestión de la literatura. Entonces me dice que son los que escribían esos cuentos grotescos”.

No le molesta que lo califiquen así, más bien se siente orgulloso. “Lo grotesco me sirve para hacer críticas sociales o decir cosas muy banales”.

Sonetos y aquellos está dividido en dos. En su segunda parte están algunos poemas reeditados de su primer libro Poemas tomados, de 2006, como “Fiesta en el hígado” y “Mi amante”, que dedica a su esposa Daicy Blanco, otra de sus más importantes inspiraciones.

Las ilustraciones son hechas por Barrios. “Soy más pintor que poeta, y quisiera ser más pintor que otra cosa, incluso que músico. Es el momento en el que estoy conmigo mismo. No molesto a nadie y nadie me molesta a mí”, afirma Barrios, quien ayer inició con su grupo Los Hermanos Naturales una serie de presentaciones en el teatro Premium de Los Naranjos. Las siguientes serán el 21 y 28 de agosto a las 8:00 pm.