• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Amor y ambición a ritmo de zarzuela

Los gavilanes | HENRY DELGADO

Los gavilanes | HENRY DELGADO

Miguel Issa está a cargo de la puesta en escena de Los gavilanes y Elisa Vegas es la directora de la orquesta. Juntos conducen a más de 90 artistas entre los que se encuentra Cayito Aponte, quien participó hace 47 años en la pieza

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los gavilanes es una tradición en el mundo de la zarzuela. Su argumento es sencillo: un hombre se va de su pueblo porque es muy pobre para casarse con su amada. Pasados 20 años, regresa con fortuna en los bolsillos y con la idea de reconquistar a la mujer que fue su gran amor, pero la trama da un giro y se fija en la hija de ésta, quien tiene novio. La abuela de la joven hace de casamentera entre su nieta y el nuevo rico con el único propósito de mejorar la situación económica de la familia.

La grandiosidad de la pieza que exalta el amor y el drama con toques tragicómicos radica, no obstante, en las interpretaciones de los actores. En esta oportunidad el elenco es encabezado por Gaspar Colón, quien da vida a Juan El Indiano, el pobre convertido en rico; Giovanna Sportelli, como Adriana, el primer amor del protagonista; Ninoska Camacaro, que encarna a la joven Rosaura, el nuevo objetivo de Juan; Oswaldo Rodríguez, quien hace de Gustavo, el novio de la chica; Aura Rivas, en el papel de Leontina, la abuela de Rosaura; Cayito Aponte, como Clariván, el alcalde del pueblo; y José Luis Useche, que tiene el personaje de Triquet, el jefe de los gendarmes. A ellos los acompañan las voces del Coro Juvenil del Núcleo San Agustín.

Sobre el escenario se mueven más de 60 artistas, aunados a los casi 30 que integran la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho, que complementa el montaje que dirigen Miguel Issa –por la parte escénica– y Elisa Vegas –en la musical–.

Issa asegura que realizar este tipo de producciones significa una gran inversión monetaria. Tal vez, explica, esa sea la razón por la cual ya no se organizan temporadas completas en el país, como se solía hacer durante las décadas de los sesenta y setenta. “La idea de la Orquesta Gran Mariscal de Ayacucho, en conjunto con la Fundación Teatro Teresa Carreño (que coproduce la pieza), es reimpulsar el género y rescatar la tradición”.

En cuanto al desarrollo del montaje, Issa dice que fue muy fluido: “Tengo a dos expertos en zarzuela. Giovanna Sportelli, quien nació en cuna de zarzueleros, y Cayito Aponte, que entiende esta historia. Ellos me ayudaron muchísimo”.

Vegas desea que se apoye cada vez más este tipo de obras. “Es cuestión de que se trate seriamente el género, como lo hemos hecho. A veces lo llaman el ‘género chico’ y no lo es. Lleva ese nombre porque en ocasiones se han hecho producciones de baja calidad. La idea es tratar a la zarzuela como a una reina. Y es lo que hemos intentado hacer”.

 

El regreso de Aponte. Hace 47 años el actor de Radio Rochela participó en un montaje de Los gavilanes. Aquella vez tuvo la responsabilidad de encarnar a Juan El Indiano, el protagonista. Sobre esa experiencia, bromea: “Era yo un imberbe, una criaturita. En esa época me tenían que pintar canas para envejecerme, ahora que hago al viejo tienen que tratar de quitarme canas para rejuvenecerme un poco”.

En esta ocasión Aponte le da vida a Clariván, quien discute constantemente con Triquet para competir por la amistad de Juan El Indiano. Juntos son los encargados de darle el toque jocoso a la puesta en escena, sin alterar la esencia del género español.

El artista, que empezó a actuar en zarzuelas en 1961, asegura que se siente muy bien haciendo ésta en particular. “Ahora me toca hacer un personaje de carácter, que tiene mucho humor”, expresa.


Los gavilanes

Sala Ríos Reyna, Teatro Teresa Carreño

Funciones: sábado y domingo, 5:00 pm

Entrada: desde 40 bolívares