• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

American Hustle celebra la moda de los años setenta

Wilkinson consultó revistas Cosmopolitan de la época para elaborar los trajes de las actrices | AP

Wilkinson consultó revistas Cosmopolitan de la época para elaborar los trajes de las actrices | AP

El diseñador de vestuario de la cinta, Michael Wilkinson, investigó en profundidad la ropa de los personajes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Del saco color vino de Christian Bale al vestido de gran escote y lentejuelas de Amy Adams, American Hustle de David O. Russell –filme postulado a los Globos de Oro– es un recorrido divertido por los estilos exagerados de la década de los setenta.

Ambientada entre Nueva York y Nueva Jersey en el año 1978, la cinta sigue a un par de estafadores (Bale y Adams) obligados a trabajar con un presumido agente del FBI (Bradley Cooper) que busca hundir a corredores de bolsa y políticos. En ese decadente mundo de poder, crimen y mucho dinero, la moda es ostentosa y los peinados escandalosos. Todos los personajes se reinventan y ello se refleja en su ropa.

“Tenían ideas, vivían a lo grande y se arriesgaban”, dijo el diseñador de vestuario Michael Wilkinson sobre las figuras que inspiraron sus creaciones. “La ropa era menos estructurada, menos elaborada, como si a la gente le importara un comino”, expresó.

Aunque Wilkinson, quien nació en Australia, dijo que su infancia estuvo sumida en la cultura pop estadounidense, acotó que se tomó su trabajo para American Hustle como un proyecto de investigación: “Como lo harías si estudiaras las ruinas griegas o una galaxia lejana”.

Consultó tanto la revista Cosmopolitan como la publicidad, películas y programas de televisión de la época. También tomó como referencia filmes como Buenos muchachos, Atlantic City y Fiebre del sábado por la noche. “Eso fue de lo más relevante para el personaje de Bradley Cooper. Él es un tipo del Bronx de estrictos valores morales trabajando para el FBI, y usa un traje de poliéster barato que no le va”, indicó el diseñador.

Agregó que se divirtió en la antigua bodega de ropa de Halston, a la que pudo acceder para la cinta. “Las líneas de las siluetas de la ropa de esa época reinventaron el guardarropa de las mujeres. Lo importante era sentirse cómoda y caminar orgullosa”, dijo.

Así como el vestuario, los peinados también son importantes en American Hustle. La estilista principal, Kathrine Gordon, revisó números viejos de Playboy y anuarios de secundaria de los años setenta para inspirarse.

Ella y Bale trabajaron juntos para crear el elaborado peinado cruzado de su personaje, con todo y un peluquín despeinado adherido a su propio cabello.

Adams luce estilos similares a los que se veían en las fiestas disco, Studio 54 y los comerciales de shampoo Breck de la época. Jeremy Renner, que interpreta a un político de Nueva Jersey, usa un crepé esponjado. Jennifer Lawrence, en el papel de una esposa infeliz, tiene peinados altos y sexy todo el tiempo; mientras que Cooper domina la permanente: aparece hasta con tubos en alguna escena.