• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Alyz Henrich: “Le pido a Dios que ponga su energía en mí”

Foto CORTESÍA ORGANIZACIÓN MISS VENEZUELA

Foto CORTESÍA ORGANIZACIÓN MISS VENEZUELA

La representante de la belleza nacional está en Filipinas para competir en el Miss Tierra 2013

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El tifón Haiyan causó destrozos en Filipinas a principios de noviembre, apenas unos días antes de que Alyz Henrich tomara el avión con destino a ese país. La incertidumbre al escuchar las noticias, al conocer la tragedia ocasionada por el fenómeno natural en varias áreas de esa nación, preocuparon enormemente a la reina de belleza.

En espera de una carta de la Organización Miss Tierra en la que se anunciara la cancelación del concurso, la joven de 23 años de edad se mantenía atenta a todos los detalles sin descuidar su preparación en la Quinta Miss Venezuela. “Si tengo que recoger escombros, lo haré”, dijo. La comunicación nunca llegó y la representante siguió su curso a Manila.

En Filipinas tiene más de dos semanas. Dentro de la tristeza de la tragedia, las misses tratan de llevar un mensaje de esperanza. Las participantes han acudido como voluntarias para colaborar con los sobrevivientes del tifón. “No saben lo duro que es ver a todas esas familias incompletas, bebés pequeños con solo una bolsita en su mano y mirada triste. Por más que quería regalar sonrisas solo podía abrazarlos”, escribió Miss Falcón 2012 en su cuenta de Instagram, en una foto que subió con imágenes de medallitas y estampitas religiosas que le regalaron.

Aunque suene duro, el certamen continúa. Las actividades se reparten entre las visitas a los refugios y las más formales, como la entrevista con el jurado y los desfiles en traje de gala. Henrich, de ascendencia alemana y española, ha destacado dentro del grupo. Por ejemplo, gracias a un diseño plateado en escamas de Gionni Straccia ganó el título de Mejor Vestido de Gala y también fue elegida como el Mejor Cuerpo y Miss Hanna’s (pruebas internas).

Además de ser un concurso de belleza, Miss Tierra se centra en el medio ambiente. La idea es que las misses sean voceras de proyectos ecológicos. “Yo llevo un tratado sobre el agua, que me ayudó a armar el profesor José Rafael Briceño. Me siento identificada con el propósito principal del certamen porque siempre he considerado que tenemos que cuidar la Tierra, soy consciente de todo el daño que le causamos al medio ambiente”, señaló la candidata antes de irse a Filipinas.

El sábado será la noche final —en Venezuela se verá en la mañana—. Para ese momento la miss habrá lucido el traje típico diseñado por Alejandro Fajardo e inspirado en los Diablos de Yare. Por su buen desempeño, los seguidores del Miss Venezuela piensan que la joven oriunda de Punto Fijo podría traer otra buena noticia al país después de que recientemente María Gabriela Isler fue coronada como Miss Universo. 

“Estoy sumamente contenta por Molly, no solo porque fue mi compañera dentro del concurso, sino porque somos amigas desde antes. A pesar de que éramos contrincantes siempre mantuvimos la amistad, yo lloré y grité cuando vi el certamen. Ahora le pido a Dios que ponga su energía en mí y que me dé la fuerza para perdurar con los ánimos en alto”, expresó Henrich, a quien le gustaría tener su propio programa de televisión.


Miss Tierra

Venevisión

Sábado, 7:30 am