• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Alteza africana en las alfombras de Hollywood

Lupita Nyong'o en "12 años de esclavitud"/ Archivo

Lupita Nyong'o en "12 años de esclavitud"/ Archivo

La keniana Lupita Nyong’o hizo su primer papel en cine como una esclava del siglo XIX y de una vez es la favorita, según sus más corridos compañeros de profesión, a la estatuilla dorada. Aunque Jennifer Lawrence, una consentida de la Academia con apenas 23 años de edad, le puede aguar la fiesta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Campeona algodonera
Es una de esas historias que gustan en Estados Unidos: pregúntenle a Barack Obama. Proveniente de una familia de elevada prominencia política en Kenia y nacida circunstancialmente en México (de allí el nombre de bautizo), la ex estudiante de Artes Dramáticas en Yale se había vinculado hasta ahora con el cine en el equipo de producción de películas como El jardinero fiel. Hizo el casting para 12 años de esclavitud, debutó en Hollywood y es, según las principales casas de apuestas (en Bet365.com le dan 69% de probabilidades de éxito), la favorita para el Oscar de actriz de reparto.

La altiva esclava Patsey recoge diariamente el doble o más de algodón que cualquiera de los cosechadores del sexo masculino en Luisiana. La eficiencia probablemente es una de las razones que azuza la lujuria de su abusivo y alcohólico amo, Edwin Epps (Michael Fassbender).

En 12 años de esclavitud, Patsey es una entre los afrodescendientes del siglo XIX en el sur de Estados Unidos que se debaten entre sobrevivir bajo obediencia o perecer en la resistencia. Nyong’o, de 30 años de edad, fue consagrada por sus compañeros de profesión con el Premio del Sindicato de Actores de Hollywood.
 
La explosiva
Poco entrenada en el modo de uso de una gran novedad en 1978, el microondas, además de “celópata”, materialista y ordinaria, Rosalyn es el personaje más honesto de Escándalo americano y por eso pone en riesgo una compleja operación contra el crimen organizado. Heroína de Los juegos del hambre y defensora de los derechos de las gorditas, Jennifer Lawrence es una veterana del Oscar con apenas 23 años de edad y ganó el año pasado (como actriz principal) por Los juegos del destino. En las casas de apuestas le asignan alrededor de 30% de probabilidades de triunfo.
 
La hija mayor
Es improbable un triunfo de la “mujer bonita” de Hollywood, aunque merecería una distinción de “regreso del año”, pues no había sido postulada desde que ganó el Oscar en 2001 como actriz principal por Erin Brockovich: una mujer audaz. Una poco reconocible Julia Roberts (menos de 3% de probabilidades de éxito) hace de Barbara, la desaliñada hija mayor, resentida y al mismo tiempo más devota de la destructiva matrona Violet (Meryl Streep) en August: Osage County. Trapos sucios de familia expuestos fuera de casa.      

La sensatez
Uno de esos casos en los que una postulación es ya un galardón para una abeja obrera con larga trayectoria en la industria, June Squibb (1 sobre 49 probabilidades de estatuilla) hace historia, a los 84 años, como la tercera candidata de mayor edad en la categoría. Diminuta pero firme como un roble en Nebraska, Kate es la voz de la cordura en el hogar de los Grant y sufrida esposa de un veterano de guerra senil y alcohólico convencido de que ganó un sumamente dudoso premio de lotería.