• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Alicia Machado se prepara para Los Ángeles

Foto Cortesía Alicia Machado

Foto Cortesía Alicia Machado

La actriz que triunfa en la televisión hispana con La Madame tiene varias propuestas para participar en una serie y dos cintas en inglés. En una de ellas interpretaría a Jenni Rivera

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En medio de una mudanza a su nuevo hogar en Miami —un lugar más grande y cómodo para compartir con su hija y su perro, asegura—, Alicia Machado atiende la llamada. Su voz suena agitada. Está apresurada porque se va a ausentar de la casa varios días y antes quiere dejar todo listo. Hoy viajará a México para definir su participación en el musical Perfume de gardenia y después irá a Panamá como representante de Televisa para conducir una convención internacional de televisión.

A pesar del ajetreo, la actriz es amable y no pone tiempo límite para la entrevista. Sorprende su acento, que no es tan mexicano como solía ser. “Aquí me relaciono con mucha gente de mi país. Viví durante mucho tiempo entre México y Miami, pero me vine definitivamente el año pasado por mi participación en Mira Quién Baila de Univisión. Buscaba sobre todo un poco de estabilidad para mi hija Dinorah, que ya tiene 5 años de edad y comenzó el colegio”, expresa la Miss Universo 1996.

Por estos días, la intérprete está en la pantalla de Unimás en Estados Unidos como protagonista de La Madame, una serie producida por RTI Colombia y Televisa, basada en la vida real de la proxeneta Madame Rochy. La producción posiblemente no se transmitirá en Venezuela, anunció la artista en su cuenta de Twitter: @machadooficial.

—¿Cómo se enteró del veto de la serie en el país?

—Me lo informaron los ejecutivos. Al parecer allá consideran el contenido fuerte y, como sabes, hay cierta información que no se puede ver. Expresé mi molestia porque a pesar de tener 18 años fuera del país, soy venezolana y me hubiera gustado que la gente viera mi trabajo. Aquí está teniendo un éxito impresionante. Ella fue bastante conocida en la década de los noventa en Colombia. Tenía una agencia de modelaje desde la que manejaba prostitución de alto nivel.

—¿Qué fue lo más difícil de interpretar este personaje?

—Es un papel complicado porque puede tocar ciertas sensibilidades. Aparte de que no me relaciono con ella porque jamás sería capaz de vender a nadie. Pero me encantó porque era un reto hacer una mujer tan despiadada y egoísta.

—En julio terminó las grabaciones de La Madame en Colombia, ¿cuáles son sus próximos proyectos?

—El 7 de octubre viajo a Los Ángeles. Estoy en un momento muy chévere de mi carrera, acabo de firmar con uno de los agentes más importantes de esa ciudad y ya estoy en conversaciones para una serie y dos películas. En la producción televisiva me ofrecieron interpretar a una asesora de abogados cubano-estadounidense. Me encanta porque habla de la doble moral y de las mafias dentro del Congreso. Pero no quiero decir mucho más.

—¿Una de esas cintas que menciona será sobre la vida de Jenni Rivera?

—Sí. Se están haciendo varias películas de ella, la mía estará a cargo del mismo equipo que filmó Selena. Ya había empezado este proyecto, pero se suspendió para finales de año y eso me permitió hacer La Madame. Pero si Dios me da la bendición de interpretar a mi comadre Jenni, eso va a ser lo más grande que haga en mi carrera. Hay que abordar el papel con mucho cuidado porque ella era muy querida por el público.

—Además de estos proyectos, pronto lanzará una línea de ropa interior. ¿Cómo le rinde el tiempo para todas estas actividades y además atender a su hija?

—Como estoy soltera, tengo mucho tiempo (risas) y mis amigos también me ayudan a cuidar a Dinorah. Además, por si fuera poco, estoy de regreso a la música de la mano de Universal. Grabé el tema “Incomprendida” que subiré pronto a mi página www.aliciamachadooficial.com.  

—Hay rumores sobre una posible participación suya en el reality Miss Venezuela: Todo por la Corona. ¿La veremos en el programa?

—No mamita, ya no voy a ir... Tengo una relación tan rara con Venezuela... Aunque tengo años sin ir, a mí me encantaría volver de visita. Sin embargo, ha sido muy difícil para mí trabajar allá, sobre todo porque nunca he sido simpatizante del Gobierno. A mí me invitaron y estaba dispuesta, pero luego no tenían los dólares para el boleto aéreo.