• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Alfredo Cortina, el fotógrafo que se adelantó a su época

Vasco Szinetar es el curador de la exhibición junto con Ariel Jiménez | Foto Manuel Sardá

Vasco Szinetar es el curador de la exhibición junto con Ariel Jiménez | Foto Manuel Sardá

Durante más de treinta años retrató a su esposa Elizabeth Schön, que se convirtió en un elemento recurrente en sus paisajes. Un lenguaje que iba a contracorriente de lo que se hacía en su momento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las fotografías de Alfredo Cortina permanecieron ocultas durante décadas en álbumes familiares. Le gustaba coleccionar retratos de sus amigos, de las esquinas de Caracas y en especial de su esposa, Elizabeth Schön, que se volvió un elemento recurrente en sus imágenes. Pero nunca se interesó en mostrarlas. Su mundo estaba en la radio y la televisión.

Ese material llegó casualmente a las manos de Vasco Szinetar hace tres años, quien descubrió la sensibilidad artística detrás de los paisajes plasmados por Cortina en blanco y negro. Una suerte de inventario fotográfico que pone a dialogar a la Venezuela rural con los avances urbanos de mediados del siglo XX, que además cuentan con una serie de elementos adelantados a su época.

Alfredo Cortina. Fotografías es el nombre de la exposición que abrió sus puertas el domingo en la Sala Mendoza, que reúne más de 50 imágenes del artista realizadas por más de 30 años. “El Archivo de Fotografía Urbana logró incorporar este patrimonio a su colección y es cuando me pongo a investigarlo. Me sorprendí con el discurso obsesivo de este hombre, que tenía una mirada particular”, asegura Szinetar, curador de la exhibición junto con Ariel Jiménez.

Es la primera vez que el trabajo de Cortina se muestra al público venezolano. En 2012, recién descubierto el material, llegó a manos de Luis Pérez-Oramas, que lo incluyó como parte de la 30º Bienal de Sao Paulo. “Era un autor de una vigorosidad extraordinaria, que iba a contracorriente de lo que hacían los fotógrafos de su generación. Aunque nunca tuvo aspiraciones de ser artista. En su obra hay una obsesión por la figura de su mujer, pero no como simple retrato. Ella funciona como escala, de referencia. No es romántico, en sus imágenes no está buscando la belleza de la naturaleza; por el contrario, hace una construcción contemporánea conceptual que establece un lenguaje de avanzada”, señala Szinetar.

Luego de la Bienal de Sao Paulo, el MoMA se interesó por esta recopilación. Por eso, el Archivo de Fotografía Urbana le donó una serie de 24 imágenes, que luego fueron expuestas en el Paris Photo 2014.

“La figura recurrente de su esposa sirve como elemento poético en su obra. No se trata de ella, es el paisaje. Un registro fotográfico original, con una mirada de documentalista que plantea un viaje por distintos lugares urbanos y rurales del país”, agrega el curador.


Alfredo Cortina. Fotografías
Sala Mendoza, Universidad Metropolitana
Horario: lunes a sábado, de 8:30 am a 5:00 pm
Entrada libre