• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Alfredo Armas Alfonzo también narró con la cámara fotográfica

La muestra está integrada por 91 fotos del también periodista | FOTO ALEXANDRA BLANCO

La muestra está integrada por 91 fotos del también periodista | FOTO ALEXANDRA BLANCO

La exposición El pan nuestro descubre una faceta hasta ahora poco conocida del premio Nacional de Literatura 1969 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hay personajes en la historia que nunca dejan de sorprender, de inspirar, de hacer país a través de su legado. Alfredo Armas Alfonzo es uno de ellos. En vida, el premio Nacional de Literatura 1969 fue celebrado por su prosa, por su trabajo como cuentista y por su aporte al mundo editorial en Venezuela. Hoy, más de dos décadas después de su muerte, se descubre otra faceta —hasta ahora poco conocida— del escritor: la del hacedor de historias, pero a través de la cámara fotográfica.

El responsable de esta revelación es su hijo, el fotógrafo Ricardo Armas Ponce, que tenía en su estudio de Nueva York los negativos y archivos del padre. Hace dos años decidió sacarlos a la luz pública. Después de un cuidado proceso de selección logró su propósito: la exposición El pan nuestro, que se presenta en la sala TAC del Trasnocho Cultural.

La muestra reúne 91 fotografías que Armas Alfonzo tomó con una cámara Rolleiflex cuando viajó por el interior del país, entre los años cuarenta y sesenta. También se anexan imágenes que realizó durante una estadía de varios meses en Roma. En todas ellas, el también periodista logró captar, así como en sus narraciones, una época, un momento en el que el país empezaba su transición a la modernidad.

“Él se enfoca en el patrimonio, entiende que Venezuela había comenzado a cambiar. Las primeras imágenes son de los años cuarenta cuando todavía no había carreteras en el país. Luego, en los cincuenta, retrata su pueblo natal, Clarines; la iglesia en la que fue monaguillo, cuya restauración le causaba una honda preocupación; también fotografía a pescadores en Sucre y a una mujer que hace casabe en Barlovento. Quería documentar el pueblo y su gente”, expresa Armas Ponce.

El curador considera que la exhibición es pertinente en este momento porque representa a esos ciudadanos soñadores que, como su padre, hicieron de Venezuela un país mejor. “Ellos lucharon por una nación llena de justicia, moderna. Mi papá fue gran amigo de Carlos Cruz-Diez, de Gego, de Gerd Leufert, de Graziano Gasparini. Cada uno de ellos cumplió con su misión, ahora nosotros tenemos que hacer nuestro aporte”, agrega.

Como parte de la exposición, la sala TAC organizó una serie de cuatro conversatorios que se realizarán los sábados, a las 3:00 pm. El primero, “La memoria como soporte”, se llevará a cabo este fin de semana con la participación de los fotógrafos Nelson Garrido, Luis Brito y Antolín Sánchez.

 

El pan nuestro. Alfredo Armas Alfonzo
Sala TAC, nivel Trasnocho, centro comercial Paseo Las Mercedes
Horario: martes, domingos y feriados, de 1:00 pm a 9:00 pm; miércoles a sábados, de 10:00 am a 9:00 pm
Entrada libre