• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Alejandra Otero: “Yo hago chistes hasta de El Nacional

Alejandra Otero encuentra en el recurso de la imitación una forma de admiración | FOTO WILLIAM DUMONT

Alejandra Otero encuentra en el recurso de la imitación una forma de admiración | FOTO WILLIAM DUMONT

La periodista alimenta su humor de la cotidianidad, la política, su familia y frustraciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A Alejandra Otero le cuesta un poco colocarse los audífonos en la cabina de radio. Su frondosa melena es el obstáculo que se interpone entre los auriculares y sus oídos.

Trata de recogerlo para estar más cómoda, pero las hebras reclaman su espacio. La comunicadora social tiene que batallar cada día contra la rebeldía de su cabello. Es su frustración de toda la vida.

Domar sus rizos ha sido una inversión de tiempo, fuerza y dinero. “Imagínense lo que me cuesta ahora que no consigo crema de peinar”, cuenta a los oyentes del programa Mujeres en pelotas de Hot 94.

Desde hace dos semanas su agenda está reservada para ese espacio, de lunes a viernes, de 1:00 pm a 3:00 pm. Es la nueva “empelotada”, como le dice su compañera de cabina, Marielena González. Fue ella quien le hizo la propuesta de participar en el programa tras la salida de Nathaly Ordaz, que ahora está en De nuevo en la mañana de La Mega.

“Marienela es superconflictiva”, bromea Otero. “Si vas a decir eso, di mi nombre bien: Ma-rie-le-na”, contesta su compañera. Ambas se entienden con miradas mientras están al aire. Es una conversación entre amigas que se vuelve más intensa en los cortes comerciales.

“Es un mito que las mujeres no se lleven bien trabajando juntas. Es divertidísimo porque todo fluye de una”, dice la periodista que tuvo que sincerar su carrera y dedicarse al humor. “Cuando estuve en Aló Ciudadano intentaba meter alguno que otro chiste, pero no cuajaba por el corte del programa”.

En la vida cotidiana encuentra la materia prima para los stand up, en los que revela detalles de momentos tensos. “Cuando el Sebin me citó a un interrogatorio estaba pendiente de qué podía usar para hacer algunos chistes. Los que me atendieron tenían buen sentido del humor, menos el que me interrogó, y eso que llegué con una bolsa de chocolates”, recuerda la comediante.

Ser la hija del presidente editor de El Nacional, Miguel Henrique Otero, hace que se maneje con cuidado. “Lo hemos conversado, pues vivimos en un contexto particular en el que no puedes decir lo que te da la gana. Cuando haces humor político el miedo va a estar siempre, pero hay que relajarse y saber que no estás insultando a nadie ni haciendo nada ilegal”.

Otero aclara que ha hecho su carrera independiente de la de su padre, de quien también hace chistes en sus rutinas de humor. “Yo hago chistes hasta de El Nacional”.

La imitación es otro de los recursos que aplica. “Para mí imitar es también una forma de admiración. Imito a María Corina y ella me fue a ver en un show. Le encantó, incluso grabamos un video juntas”.

Actualmente trabaja en el perfil de Lilian Tintori. “Pero no me puedo estar secando el pelo y haciéndome una crineja a cada rato”, bromea. Emular a Tibisay Lucena es otra de sus metas: “Aunque con ella me cuesta el tono de voz”.

Otero considera que maneja un humor blanco con el que no insulta ni hace daño a nadie. “De todo se puede hacer un chiste, la cuestión es la manera como lo abordes. Soy muy honesta con lo que escribo. Me meto hasta conmigo misma porque en el humor tienes que mostrarte vulnerable”.