• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Aires mexicanos en la tercera noche del Festival de Viña del Mar

Alejandro Fernández en Viña del Mar | EFE

Alejandro Fernández en Viña del Mar | EFE

Alejandro Fernández cantó durante una hora al público con sus mayores éxitos todos de corte sentimental mientras que Emmanuel ofreció al público los éxitos que ha cultivado en su carrera

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un espectacular concierto del mexicano Alejandro Fernández y una gran presentación de su compatriota Emmanuel cerraron esta madrugada la tercera jornada del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar (Chile).

Fernández cantó durante una hora al público con sus mayores éxitos todos de corte sentimental, además de interpretar las canciones de otros grandes cantantes como el brasileño Roberto Carlos y el español Miguel Bosé, además de varios 'covers', a los que les imprimió su sello musical.

Acompañado por tres bronces, percusión, batería, bajo y guitarra acústica, así como piano y sintetizador, el cantante mexicano encantó a sus admiradores que le acompañaron al unísono en casi todas sus canciones.

"Es un placer estar aquí con toda mi familia chilena y espero que pasen una noche inolvidable", señaló el artista mexicano entre canción y canción.

Fernández puso el broche de oro en la primera parte de su presentación con uno de sus grandes éxitos de los últimos meses: "Me dediqué a perderte", una balada romántica para una noche más romántica aún que disfrutaron 15.000 personas.

Pero aún tenía preparada una sorpresa al público chileno: se ausentó varios minutos del escenario, donde un grupo de mariachis cambió el ritmo de la noche, con música popular mexicana, dando la la entrada perfecta para que el artista volviese enfundado en un impresionante traje de charro.

"Dónde te vas sola" fue la canción con que arrancó esta segunda parte de su show que finalizó 45 minutos después con un gran éxito de su padre, Vicente Fernández, "De qué manera te olvido".

El público pidió Gaviota de Plata y de Oro para el cantante que terminó con otra batería de tradicionales temas mexicanos.

Después, el cantante señaló a los periodistas que sus primeras cinco intervenciones las realizó sin el audio de retorno, por lo que pidió "perdón al público chileno si notaron algunas fallas en esos momentos".

Posteriormente, y tras la presentación de las canciones que luchan por ganar la competición internacional y folclórica, vino el recital de la cantante chilena Nicole para dar paso a Emmanuel, el segundo artista mexicano de la noche y el encargado de cerrar esta larga jornada.

Con casi el doble de edad que el primero, sacó adelante la tarea gracias a la gran cantidad de éxitos que ha acumulado en su carrera y con los que se dio el gusto de hacer cantar al "monstruo", como se conoce al público de Viña del Mar, por su pasado 'devorador' de estrellas.

Con temas como "Bella señora", "La chica del humo", "Vamos a amarnos despacio" y "Tengo que aprender de ti", el cantante que en parte de su espectáculo se hizo acompañar de su hijo Alexander Acha, también se llevó todos los premios destinados a los artistas invitados.

Fue una noche "mexicana" redonda, de la que el público salió encantado y que por momentos hizo olvidar al batallón de artistas puertorriqueños que de a poco se ha ido apoderando del Festival de Viña del Mar.