• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

"Ahora la Bienal de São Paulo pasa de la inminencia a la experiencia"

El trabajo del creador chipriota Savvas Christodoulides |Foto: AFP

El trabajo del creador chipriota Savvas Christodoulides |Foto: AFP

La muestra, curada por el venezolano Luis Pérez-Oramas, estará abierta hasta el 9 de diciembre en el Pabellón Ciccillo Matarazzo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Desde ayer y hasta el 9 de diciembre la ciudad de São Paulo es el escenario de uno de los encuentros artísticos más importantes del continente: la 30° Bienal de São Paulo. La cita, que se presenta con el lema "La inminencia de las poéticas" y cuya curaduría fue comandada por el venezolano Luis Pérez-Oramas, reúne a 111 artistas que exhiben 2.900 obras aproximadamente, la mayoría hechas especialmente para la muestra. "Esas piezas refuerzan el carácter inédito y el vigor de la 30° Bienal", dijo el director-presidente de la Fundación Bienal de São Paulo, Heitor Martins.

El lema "La inminencia de las poéticas" hace referencia al propósito de la muestra: instaurarse como una plataforma de encuentro para la diversidad de las poéticas que produzcan las constelaciones de obras y artistas que conversan entre sí. La intención de la exposición no es causar polémica, señaló Pérez-Oramas en la rueda de prensa previa a la inauguración. "Quisimos hacer una bienal clara, pero no transparente. Inteligente y no ampulosa. Una bienal interesada en los vínculos, construidos y por construir. Sin confrontar por confrontar.

Evitando la postura mesiánica y el manierismo de la confrontación por la confrontación".

Muestra con novedades. Con una amplia programación que incluye performances, seminarios, filmes, debates y talleres, la bienal presenta una novedad en esta edición: por primera vez saldrá a la calle y sumará otros espacios expositivos. Además de en los 25.000 metros cuadrados del Pabellón Ciccillo Matarazzo, sede principal del encuentro ­que está ubicado en el Parque do Ibirapuera­, se llevarán a cabo actividades en el Museo de Arte de São Paulo, en el Instituto Tomie Ohtake, en el Museo de Arte Brasileño de la Fundación Armando Alvares Penteado y en puntos de interés turístico de la ciudad, como la avenida Paulista y la Estación de la Luz.

También, la organización impulsó una iniciativa inédita para la definición de la identidad visual de la bienal: este año, inspirados en la curaduría, en lugar de realizar un concurso hicieron un llamado abierto a todos los interesados para que enviaran propuestas que luego se desarrollaron en un taller. De ese trabajo resultaron los 30 afiches elaborados por 30 artistas con los que cuenta la muestra.

Otra característica de la trigésima edición del encuentro es que casi la mitad de los artistas invitados son latinoamericanos, pues la intención del comisariato fue evidenciar que la región no es una isla.

Venezuela será representada por ocho creadores: Alfredo Cortina, Juan Iribarren, Juan Nascimento, Daniela Lovera, Christian Vinck, Eduardo Gil, Roberto Obregón y Gego.

También se destaca la presencia en la programación de nombres consagrados como el del brasileño Arthur Bispo do Rosário, el israelí Absalon, el alemán Hans-Peter Feldmann y los estadounidenses Allan Kaprow, referencia del arte conceptual, y Robert Smithson, exponente del land art.

Con todo a punto, la Bienal de São Paulo ofrece varias formas de aproximarse a su universo y, como expresó Pérez-Oramas, ahora, con las puertas abiertas al público: "Pasa de la inminencia a la experiencia".