• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Adrián Pujol reunió en una pieza los objetos universales de su afecto

Adrián Pujol | Foto: Manuel Sardá

Adrián Pujol | Foto: Manuel Sardá

El creador reprodujo en miniatura más de 100 cuadros de la historia del arte que lo conmovieron

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace cuatro años Adrián Pujol descubrió entre sus pertenencias una caja llena de postales de obras de arte universales que había coleccionado por décadas tras sus visitas a museos y galerías del mundo entero. Cuando revisó el contenido quiso recordar por qué le habían interesado esas piezas en particular. Tomó las reproducciones y las colgó en una pared de su casa. Al ver la composición que había armado con las imágenes, el artista plástico no resistió la idea de reproducir en un solo cuadro las obras de grandes maestros como Picasso, Mondrian, Alejandro Otero, Matisse, Rodin, Monet y Dalí.

El antes y el después de esa creación se exhibe desde el domingo en la galería Fernando Zubillaga. Allí el pintor nacido en 1948 en Palma de Mallorca muestra dos tablones de grandes dimensiones: el primero es el boceto que sirvió de nacimiento para la segunda pieza, en la que reprodujo en miniatura un total de 150 obras de la historia del arte universal. La denominó Cuadrícula pictórica. La intención del artista es condensar en un solo espacio objetos de su afecto, que le han emocionado, pero no necesariamente influido en su trabajo estético.

“Son pinturas a las que les rindo devoción porque me han conmovido. Cuando uno ve una obra en un museo lo que le provoca es llevársela para su casa con la idea de repetir esa emoción que ha sentido. Pero la postal no funciona de la misma manera, porque nos perdemos el aura. El esfuerzo que hago en esta pintura es reproducir las piezas y devolverles la mano del pintor, pero es una interpretación muy subjetiva. Termina siendo una megalografía, es decir, con unas pretensiones de que hable de la pintura de los grandes temas, pero con un contenido crítico de desnaturalización, de decoloración de lo que es la reproducción”.

Con esta obra Pujol juega también con la interactividad. El espectador tendrá a su disposición una computadora que reproduce la Cuadrícula pictórica, podrá pasearse por el cuadro y hacer clic en cada una de las piezas que la componen. Al agrandarse, la imagen tendrá una leyenda. Por ejemplo, si se trata de un autorretrato de Picasso o si es una reproducción del trabajo de Juan Iribarren.

Del otro lado de la pared se despliega, casi oculta e inadvertida, una serie de cuadros con paisajes, bodegones y abstracciones. Según el nombre de la exposición, corresponde a la parte de la riparografía, la pintura de lo pequeño. “Si de un lado se habla de la gran pintura, de los temas epopéyicos, en esta presento lo íntimo, lo que está en el taller y que no he tomado tanto en cuenta. Son ideas e investigaciones que me he planteado, pero que he dejado de lado. Obras insignificantes, ripias, que no he considerado megalográficas, pero que integran un cúmulo de ideas pictóricas llevadas a cabo a lo largo de mis 35 años de producción. Algunas han sido desarrolladas en exposiciones mayores, pero otras aún está esperando por tiempos mejores”.

En esa serie hay un cuadro con un significado especial para el pintor: un bodegón, que es la primera obra que hizo Pujol después de su llegada a Venezuela en 1974. “Me conocen como un artista paisajista (…) Cuando vine al país, estaba completamente descontextualizado, no sólo de la geografía sino de la historia. Actualmente soy más consciente de lo que es esta nación, como naturaleza, pero también en el ambiente en el que me muevo: el arte. Esta exposición es una toma de conciencia de mi pintura, conocer lo que me envuelve, mis colegas. Además, entender qué es lo que ha pasado con mi trabajo durante todos estos años”.

Adrián Pujol entre megalografías y riparografía
Galería Fernando Zubillaga. Centro de Arte Los Galpones, Octava Transversal con avenida Ávila, Los Chorros
Horario: de martes a viernes, de 11:00 am a 6:00 pm; sábado y domingo, de 11:00 am a 2:00 pm