• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Adaptar best sellers a la TV ha sido un negocio rentable

Mozart in the Jungle

Mozart in the Jungle

Sagas como Gossip Girl, The Vampire Diaries y Game of Thrones se han convertido en exitosas series de televisión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No importa si son de fantasía, juveniles, biografías o policíacas. Muchas de las series más populares en la actualidad se basan en éxitos literarios. Tal es el caso de Mozart in the Jungle, que se estrena hoy en Fox Life y es protagonizada por Gael García Bernal.

Aunque con algunos cambios –el protagonista es un director en vez de un oboísta–, la producción de Amazon se basa en el libro Mozart in the Jungle: Sex, Drugs and Classical Music, la autobiografía del músico Blair Tindall.

La serie llega a Latinoamérica precedida de buenas críticas y de algunas controversias. Aunque sus productores Roman Coppola, Jason Schwartzman y Paul Weitz han declarado a diversos medios que no hay ningún tipo de vínculos entre el protagonista y Gustavo Dudamel, al ver la interpretación de García Bernal es inevitable hacer comparaciones.

Además del cabello largo rizado y de los movimientos que hace al frente de la Sinfónica de Nueva York, hay otros detalles que recuerdan al director barquisimetano. El personaje de Rodrigo dirigió en La Scala de Milán a los 23 años de edad y Dudamel lo hizo a los 25. El músico de la ficción condujo una importante orquesta escandinava y el joven formado en el sistema de orquestas venezolano estuvo al frente de la Sinfónica de Gotemburgo, en Suecia.


Páginas en el set. Una de las series más populares de todos los tiempos es Game of Thrones. Basada en la saga Canción de hielo y fuego de George R. R. Martin, el programa –el segundo más visto de HBO después de Los Soprano– estrenará su quinta temporada en abril.

También de HBO es Boardwalk Empire, producción que llegó a su final el año pasado. Está inspirada en el libro Boardwalk Empire: The Birth, High Times and Corruption of Atlantic City del escritor estadounidense Nelson Johnson, que recorre la ciudad a través de las políticas corruptas y las luchas de poder.

Dexter se inició como una versión de Darkly Dreaming Dexter de Jeff Lindsay. Pero la serie dio un giro luego de la primera temporada y se desarrolló de manera independiente hasta su final en 2007, aunque el escritor ha publicado cinco libros más sobre el famoso asesino en serie.

Las obras sobre vampiros merecen mención aparte. Si hay algún tema predilecto en la televisión –especialmente para los adolescentes– es el de las criaturas chupasangre. The Vampire Diaries, transmitida por Warner Channel y que acaba de ser renovada para su séptima edición, es una adaptación del libro homónimo de L. J. Smith. La escritora ha publicado hasta ahora 13 libros. Otro ejemplo es The Southern Vampire Mysteries de Charlaine Harris, que se convirtió en True Blood.

Guillermo del Toro y Chuck Hogan escribieron la Trilogía de la Oscuridad, compuesta por los libros Nocturna, Oscura y Eterna. El mismo mexicano sirvió como productor ejecutivo de The Strain, su versión televisiva.

Algunos de los textos juveniles que han sido llevados a la pantalla chica son Gossip Girl y Pretty Little Liars. La primera de ellas, escrita por Cecily von Ziegesar, era una saga muy popular antes de que la serie fuera estrenada en 2007 y está compuesta, entre continuaciones y spin off, por 26 tomos. La segunda, que lleva 5 temporadas, está basada en la serie literaria del mismo nombre de la autora Sara Shepard y está integrada por 18 libros, de los cuales 2 son continuaciones.

Otras series exitosas que se han basado en libros son Bones, Rizzoli & Isles, Sex & The City, Sherlock, Elementary, La pequeña casa de la pradera, Friday Night Lights, Hannibal y House of Cards.


El Dato. La saga literaria en la que se basa Game of Thrones ha vendido más de 20 millones de ejemplares y ha sido traducida a 30 idiomas. El sexto libro, Vientos de invierno, sería publicado este año pero su lanzamiento se retrasó, lo que podría provocar que la serie se adelante a los libros