• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

J. J. Abrams demuestra ser la certera elección para un culto

De los nuevos personajes, además de Poe Dameron, destaca Rey, encarnada por una convincente Daisy Ridley | Foto starwars.com

De los nuevos personajes, además de Poe Dameron, destaca Rey, encarnada por una convincente Daisy Ridley | Foto starwars.com

El director respeta los códigos de una historia de hace más de tres décadas que cuenta con miles de seguidores. Aunque repite algunos esquemas, es responsable de una película que sorprende y dejará ansioso al público

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Como en 1977, un robot vuelve a tener una gran responsabilidad. Es BB-8, a quien le encomiendan la misión de resguardar un importante mensaje para la Rebelión en Star Wars: El despertar de la fuerza, la película con la que J. J. Abrams logrará mantener el furor y lealtad de miles de seguidores de la saga iniciada por George Lucas.

Hay semejanzas con el pasado. El Imperio ahora se llama Primera Orden y en las escenas iniciales hay que evitar que el comprometedor material llegue a la base de los rebeldes. Aunque hay paralelismos, igual emociona la lucha de una pequeña flota liderada por Poe Dameron (Oscar Isaac) contra el extraordinario armamento de quienes buscan anular a la República. Aunque hay fórmulas que se repiten, la séptima entrega de la franquicia no defrauda con su cúmulo de acción y emoción. Destacan las sorpresas, como los nuevos vínculos familiares con aquellos que sucumbieron al lado oscuro de la Fuerza. La conmoción por los reencuentros entre quienes se separaron merma por traiciones.

Kylo Ren (Adam Driver) es el emergente villano, con un origen noble pero con intenciones distorsionadas aún no esclarecidas. Sin embargo, su inseguridad por ahora lo hace más despiadado que Darth Vader, cuyos pasos en la oscuridad se empeña en seguir. Aún le falta por aprender, pero su poder es intimidante en momentos en los que se vuelve a creer que los Jedi y el uso de la Fuerza son un mito. Le rinde cuentas a Snoke, el llamado Supremo Líder (Andy Serkis).

El guión de Star Wars: El despertar de la fuerza fue escrito por Abrams, Michael Arndt (Los juegos del hambre: En llamasToy Story 3) y Lawrence Kasdan, quien hizo lo mismo en El imperio contraataca y El retorno del Jedi. Esta vez logran una producción que se equipara con cualquiera de la primera trilogía. Serán los fanáticos quienes elijan a cuál supera. En Internet hay quienes aseguran que es mejor que el Episodio VI.

El cineasta no es nuevo en las coordenadas del espacio. En 2009 revitalizó la franquicia Star Trek. En esta se nota la impronta de las películas de Lucas en el realizador de 49 años de edad. Respeta códigos de un mundo cuidado con recelo por aquellos que crecieron con las cintas y las nuevas generaciones atentas a cualquier elemento que consideren desacorde con este universo cultural y emporio del entretenimiento. Abrams sutilmente pone su sello a una de las direcciones más comprometidas de los años recientes en la historia del cine. Seguramente su cinematografía cobrará más espacio en la saga cuando se sienta más confiado.

De los nuevos personajes, además de Poe Dameron, destaca Rey, encarnada por una convincente Daisy Ridley, quien lleva a sus espaldas el misterio de su verdadero ser. John Boyega es decente en su interpretación de Finn, el stormtrooper que deserta. Sin embargo, muchas veces cae en la exageración en un filme que ayer recaudó 14,1 millones de dólares en países como Chile, México, Francia, Italia y Bélgica.

La música de John Williams acompaña con pertinencia los momentos de la historia, que también fue destacada por las notas dirigidas por Gustavo Dudamel, director invitado en el episodio que se estrena hoy y que dejará ansioso a los fervientes y principiantes por el misterio alrededor de Luke Skywalker (Mark Hamill). Carrie Fisher y Harrison Ford mantienen la química y tensión en pantalla.

Secretismo

Antes de la première en Los Ángeles, Disney y Lucasfilm mantuvieron un total secretismo. La semana pasada hubo un encuentro con la prensa en Ciudad de México, donde estuvieron Isaac, Lupita Nyong'o y la productora Kathleen Kennedy, quienes contestaron algunas preguntas de un grupo de fanáticos invitados a una de las salas de cine más populares de la ciudad. No fueron explícitos al responder detalles sobre la trama y hubo una proyección de nueve minutos del filme, la escena en la que Rey y Finn se conocen. Nadie pudo entrar al lugar con aparatos electrónicos. Aunque estos fueron guardados en unas cajas, una persona con binoculares vigilaba adentro que ningún atrevido registrara el momento.

 

Star Wars: El despertar de la fuerza

Estreno. Hoy

Cinex y Cines Unidos

 

Críticas

EL PAÍS

"Y más que el cine, para muchos también es una religión o el mito más amado. No es mi caso. Me divertí bastante con ella al principio (…) Me he entretenido moderadamente con este circo anfetamínico. Deseando que durara un poquito menos. Son mis gustos. Pero entiendo que para infinidad de espectadores esta película les regale el éxtasis. Y es fantástico que el cine, en la gran pantalla, a oscuras, en tres dimensiones espectaculares, siga disfrutando de un público masivo y entusiasmado en épocas que auguran su definitiva agonía"

Carlos Boyero

 

THE GUARDIAN

 “La Fuerza despertó de nuevo mi amor por la primera película y exteriorizó mi fanatismo interno por el filme. Hay muy pocas películas que me dejan agotado el rostro después de sonreír durante 135 minutos, y esta es una de ellas. Cuando vi en la pantalla a Han Solo y Chewie, tuve una sensación que no experimentaba desde que tenía 16 años de edad. No sabía si llorar o estallar en aplausos (…) Es ridícula, melodramática y sentimental, por supuesto, pero emocionante y llena de energía. Un gran regalo de Navidad”

Peter Bradshaw

 

THE NEW YORK TIMES

“J. J. Abrams, el director de Star Wars: El despertar de la fuerza, no puede tener los ingredientes de un dios o un constructor de imperios como George Lucas, pero resulta ser lo que necesita esta franquicia estancada: un verdadero fanático de la saga y sabio de la cultura pop (…)

No es ninguna sorpresa que los problemas paternos han hecho una reaparición en este largometraje, que se pliega en un cisma de padre e hijo que evoca la que existe entre Luke y Darth Vader. Aun así, la más interesante lucha edípica puede llegar a ser entre el señor Lucas y sus hijos cinematográficos, empezando por el señor Abrams”.

Manohla Dargis

 

VARIETY

“J. J. Abrams parece haber tenido las tres películas originales firmemente en mente cuando se embarcó en esta nueva tarea monumental (...) Arriesgando la herejía, vale la pena señalar que Abrams hizo en realidad un trabajo más inteligente y con más inventiva en su versión de 2009 de Star Trek. Claro, en parte se debió a que trabajó con una franquicia menos custodiada que Star Wars, una institución sacrosanta que resiste cualquier intento de reinventar su paisaje de forma agresiva o con imaginación, aunque pueda ir en detrimento de este primer esfuerzo si se llega a desviar”.

Justin Chang