• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

ANTV y AN Radio están en un limbo legal

Luis Gerardo Ynciarte renunció al aire por los bajos sueldos

Luis Eduardo Ynciarte renunció al aire por los bajos sueldos

Por decisión de la bancada oficialista la televisora y la emisora radial pasaron a manos de sus trabajadores. Sin embargo, algunos expertos señalan que, además de confuso, el traspaso es ilegal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ilegal y turbia: así califican algunos especialistas la decisión de traspasar a sus trabajadores la dirección de los medios de la Asamblea Nacional, ANTV y AN Radio.

En sesión ordinaria realizada el jueves 10 de diciembre el presidente del Parlamento, Diosdado Cabello, aseguró que la transferencia de la administración de la fundación ANTV y AN Radio a una cooperativa es la manera de proteger a los trabajadores de la de la mayoría opositora que se instalará en el Legislativo a partir del 5 de enero.

El diputado Biaggio Pilieri, miembro de la Comisión de Medios de la Asamblea Nacional, considera que fue una decisión inconsulta. “El mismo desconocimiento que tiene la ciudadanía lo tenemos los diputados con respecto a esta transferencia. No sabemos los detalles”, indica.

Luisa Torrealba, coordinadora de la maestría en Comunicación Social del Ininco, piensa que el traspaso de la televisora es un procedimiento turbio: “Todavía no se conoce quiénes formarían parte de la junta directiva y quiénes tendrían la responsabilidad editorial”.

La investigadora también asegura que es imposible determinar qué tipo de contenidos saldrían al aire, puesto que al llamarse ANTV y no pertenecer a la Asamblea Nacional se genera un contrasentido.

La transferencia de ANTV y AN Radio viola el artículo 73 de la Ley Orgánica de Telecomunicaciones, que establece que “los derechos sobre el uso y explotación del espectro radioeléctrico derivados de una concesión no podrán cederse o enajenarse”. Las frecuencias no se pueden heredar ni ceder a un tercero.

Torrealba recuerda el caso del circuito radial CNB, cuyo titular había fallecido y su hijo heredó la empresa de medios. A través de una providencia, en 2009 Conatel estableció el carácter personalísimo de la explotación de las frecuencias y la licencia del circuito –y de otras 32 radioemisoras y 2 televisoras– fue revocada. Para darle asidero legal, esto fue incluido en la modificación de 2010 de la Ley Orgánica de Telecomunicaciones.



Conflictos laborales

Los empleados de ANTV y AN Radio no quieren administrar al canal porque perderán las mejoras laborales que han conseguido, asegura José Rivero, presidente del Sindicato Nacional de Funcionarios y Funcionarias de Carrera Legislativa, Trabajadores y Trabajadoras de la Asamblea Nacional. Las protestas por mejoras salariales han sido frecuentes desde 2010.

El traspaso continúa siendo una incógnita para el personal del canal y la emisora. No conocen qué sucederá con ellos ni con los equipos. Rivero es enfático al afirmar que quienes solicitaron la transferencia no fueron los empleados de base. Señala que fueron los gerentes de la planta, que ocupan cargos de libre remoción y nombramiento, quienes aplaudieron la decisión de Cabello y de la bancada oficialista.

La nómina de la televisora y la radioemisora es de aproximadamente 310 trabajadores, de los cuales 138 están afiliados al sindicato. Rivero indica que desde que se inició la sindicalización han existido amenazas y retaliaciones. “El diputado Darío Vivas, presidente del canal, nos ha dicho que no aceptará empleados sindicalizados”, asegura.

Rivero habla de los sueldos. Dice que un periodista productor gana 5.600 bolívares quincenales, una cifra que fue revelada por Luis Eduardo Ynciarte, ancla de ANTV Noticias, cuando renunció en vivo el 21 de noviembre. También menciona que el monto de los viáticos es de 170 bolívares diarios.

Pilieri destaca que solo será el 5 de enero, cuando la mayoría calificada lograda por la Mesa de la Unidad Democrática llegue al Parlamento, que se conocerán los detalles del traspaso de ANTV y AN Radio a manos de sus trabajadores.

Una década al aire

ANTV se creó en 2005 como una fundación perteneciente a la Asamblea Nacional. En marzo de 2006, la señal comenzó a operar por señal satelital y de cable y en octubre de ese año empezó a transmitirse por señal abierta.

Además de los debates y sesiones parlamentarias, la programación del canal se compone, esencialmente, de noticieros y espacios de opinión. Se transmiten también documentales y programas culturales.

En reiteradas oportunidades, ANTV ha estado en el ojo del huracán. La oposición ha denunciado la censura de la televisora cuando sus representantes participan en los debates. El diputado Biaggio Pilieri señala que en varias ocasiones se han reunido con los empleados del canal y les han informado que los reclamos no son contra ellos, sino que se dirigen a quienes encabezan la televisora.


kfranceschi@el-nacional.com