• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Escritores venezolanos multiplicaron las letras de la palabra paz

Autores noveles y destacados unieron sus plumas por un mismo objetivo / Manuel Sardá

Autores noveles y destacados unieron sus plumas por un mismo objetivo / Manuel Sardá

25 autores se reunieron para recitar textos sobre la crisis y la violencia actual en el país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el escenario hay dos personas que se encuentran de espaldas una de la otra. Cada una grita sus deseos de paz. Progresivamente van girando sus cuerpos hasta mirarse finalmente y entender que aunque lo hicieran de formas distintas, buscaban el mismo objetivo.

Ese diálogo, tan representativo del país por estos días, fue el aporte de la autora Gisela Cappelin en la actividad denominada Muchas Voces por la Paz, convocada por la editorial Publicarte, en la que participaron 25 escritores entre noveles de las letras y destacados literatos.

Inés Muñoz Aguirre fue la encargada de realizar la convocatoria. Informó que una segunda experiencia podría repetirse en la plaza Los Palos Grandes, en donde entraría más público, y no descarta que recopilen los textos leídos en un libro o en la web de Publicarte.

Los géneros que se leyeron en la Sala Cabrujas iban desde cuentos, narrativa, poesía, hasta cartas como la que Carolina Jaimes Branger le escribió a sus hijas, con reflexiones sobre el presente y el futuro. “Me pregunto en qué estado de podredumbre está el país para que hayamos llegado a reprimir a niños especiales. Como madre de una, estos días han sido particularmente doloroso”, dijo.

Por su parte, Aymara Lorenzo expresó: “La palabra es la materialización de la acción, y la acción es lo que nos mueve como seres humanos. Es indudable que la palabra es necesaria, pertinente, en un momento de crisis y caos como el que vivimos ahora es una manera irrenunciable de expresión”. La periodista leyó A un minuto del alba, en el que narra su impresión de la violencia reciente, además del Discurso de Jerusalem de Susan Sontag (2001).

Elba Escobar, también presente, abogó porque personas con impresiones distintas del país se unan a la iniciativa.

@JGpunto

jmarquez@el-nacional.com